Falleras de pura cepa para representar a Valencia

Aspirantes a fallera mayor e infantil de Valencia de 2018 con los jurados y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. / irene marsilla
Aspirantes a fallera mayor e infantil de Valencia de 2018 con los jurados y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. / irene marsilla

El jurado se marca como prioridad que la corte y la fallera mayor de 2018 estén involucradas en las fiestas y sepan transmitir las virtudes de la ciudad | Fuset recuerda que la elección no es un concurso de belleza

LOLA SORIANO

Falleras de raza, de pura cepa. Ese es uno de los perfiles que buscan los jurados de la fallera mayor de Valencia de 2018 que ayer fueron presentados en la Junta Central Fallera a las 73 niñas y 73 jóvenes aspirantes que ya han comenzado el proceso de selección.

Las jóvenes preseleccionadas tuvieron una primera toma de contacto con los jurados y se desplazaron a las escalinatas del Palau de les Arts para posar. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, no faltó a la cita y explicó que ha recordado a los miembros del jurado que «esto no es un concurso de belleza, sino un proceso de selección de fallera mayor. Y les he pedido que busquen a la 'major' fallera». También les dijo que «tienen como objetivo llorar de emoción más que las propias niñas».

Carlos Tuset, componente del jurado, indicó que «se trata de encontrar una joven que represente a todos los valencianos de forma sencilla y elegante». Estefanía López, desde su experiencia de fallera mayor de Valencia 2015, comentó que «hay que buscar una chica que sea muy valenciana, muy fallera y que sepa transmitirlo. También es vital lograr un grupo uniforme y que sepa representar a las fallas». Arantxa Bartual añadió que «tiene que tener un perfil muy valenciano, que se note que vive las Fallas y está implicada y que estén formadas». Vicent Sempere comentó que «tiene que tener fallerío y más que el canon de belleza, valoro que hable valenciano». Y Cristina Estevez añadió que «queremos que sean muy falleras, ya no tanto por años sino por sentimiento y que sepan lo que representa el cargo, además de tener saber estar».

Este año no se dan tantos casos de jóvenes que pertenecieron de niñas a la corte, pero cabe citar a Rocío Gil y Marta Sobrino, corte infantil de 2001. Sobrino asistió con un vendaje en un pie por un pequeño percance en las fiestas de Mislata, pero no le impidió llevar los tacones con elegancia. Inés Peralta, corte infantil de 2004, concurre por segundo año a la candidatura y en infantiles figura, por ejemplo, Paula Sánchez, hija y nieta de la firma de indumentaria Cosas Cucas o María Ángeles Pérez, segunda niña preseleccionada de la falla de El Parotet.

Las niñas visitarán mañana Calvestra y las mayores el domingo. Además, las pequeñas acudirán previsiblemente al Bioparc.

Fotos

Vídeos