Azul para el gran sueño de Daniela

Banda. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, impone a Daniela Gómez la banda que la identifica como fallera mayor infantil, ayer en el Palau de la Música./Manuel Molines.
Banda. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, impone a Daniela Gómez la banda que la identifica como fallera mayor infantil, ayer en el Palau de la Música. / Manuel Molines.

La fallera mayor infantil de Valencia vive un cuento con las atrevidas acrobacias inspiradas en la historia de El Principito

Lola Soriano
LOLA SORIANO

El espolín, obra de Garín y confeccionado por La Joia en tono turquí, sorprende: no se veía uno parecido desde 2012, en el acto de Rocío Pascual Valencia. Daniela Gómez de los Ángeles ya luce con emoción la banda que la acredita como fallera mayor infantil de Valencia 2018. La gala celebrada ayer en el Palau de la Música fue todo un éxito y la niña no perdió ni en un solo minuto la dulce sonrisa que la caracteriza.

El tiempo dio ayer una tregua a Daniela. No llovió y además el coche de l’antigor con el que fue acompañada por su mantenedora, Marisa Falcó, y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, llegó a la meta final, es decir al Palau, sin ningún percance, como sí sucedió en la exaltación de Rocío, que se caló en el último tramo del recorrido. Una vez en el Palau, le recibieron con todos los honores las autoridades, encabezadas por el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, así como la concejala de Cultura y presidenta del Palau de la Música, Glòria Tello, que lució traje largo combinando azul y verde.

Como en la tarde del viernes fueron muchos los seguidores que se congregaron en el patio de la vivienda de Daniela para descubrir el color que había escogido para el espolín oficial. Si para la exaltación de Rocío Gil deslumbró con uno de nombre San Juan en tono verde hoja y con dos metales, ayer apostó por un tono azul turquí de la firma Garín y confeccionado por La Joia. Desde Rocío Pascual, en 2012, ninguna fallera mayor infantil había optado por el azul. La indumentaria se complementó con una manteleta y pañuelo de Hijas de Carmen Esteve bordado en cadeneta con flores muy pequeñas y unas puntillas de encaje antiguo de aguja de Bruselas con rosas dobles de Santos Textil que estaban bordadas a mano con ‘point de rose’ y con aplicaciones en seda rústica con motivos de hojas. Y las peinetas de Peris Roca con la técnica de flor d’aigua. El espolín de Daniela llevaba una trama blanca que da alegría a las florecillas del fondo y el ramo central lo componen flores azules, grises, oros y fresas que dan al conjunto un bonito equilibrio. Las doce compañeras de la corte infantil estuvieron a la altura, incluida Marta Estornell, que estaba con fiebre. Estrenaron el primer traje oficial de Entretelares modelo ‘Liviana’ con fondos de 12 colores, incluyendo oro volteado en el ornamento y con tonalidades por parejas tan distintas como el crudo; orio; rosa quarzo; azul lyon; geranio y Verde primavera. Y todo ello, combinado con un cuerpo llamado ‘Angels’. Las manteletas de las doce niñas eran de algodón bordadas en oro de Hijas de Carmen Esteve y las peinetas de estilo neoclásico de Peris Roca.

Espolín azul turquí.
Espolín azul turquí. / Garín

Más noticias de las Fallas 2018

Rocío Gil, más tranquila que el viernes, también llamó la atención con su segundo traje oficial de Vives y Marí. Un lampas estrecho de seda natural en ivoire. Este diseño es una reproducción de un espolín perteneciente a la colección de dibujos antiguos del archivo histórico de Vives y Marí. El nombre «Saquera» lo ha escogido Rocío porque tiene un significado muy especial para ella.Sus compañeras de la corte lucieron el segundo traje oficial de Vives y Marí que sigue el estilo del siglo XVIII. Se trataba de un dibujo antiguo de nombre ‘Montevecchio’, un brocatel trabajado con metal de oro y con fondos en gamas rojo Lorca; verde; rosa Tarifa; gris gárgola; Vilafranca y azul anda. Y todo ello combinado con las manteletas de Artesanía Viana que estaban rematadas con una cenefa en los lados y un centro redondo. Las peinetas eran de Flor d’Aigua y los pañolones de la Companyia Valenciana de la Seda.

Uno de los momentos más emotivos para Daniela Gómez fue cuando vio salir en el escenario a sus primos mellizos, Pau y Marc de los Ángeles, ya que eran los pajes que le llevaban la banda y las flores. Pero nada fue comparable a la actuación de Dinàmics Produccions. Los gimnastas de Mislata demostraron que el arte tiene sello valenciano. Realizaron acrobacias imposibles y representaron personajes del libro El Principito como anticipo de la falla que Miguel Hache plantará en la plaza del Ayuntamiento. Por ejemplo, apareció en escena el aviador, en este caso haciendo malabarismos, primero con unas pelotas y luego con unas mazas iluminadas. La boa fue una niña que realizó ejercicios de contorsionismo espectaculares. Y el zorro hizo piruetas dentro de un círculo que se iba moviendo.

Los momentos más aplaudidos fueron cuando unos saltimbanquis vestidos con trajes con cámaras de aire iban saltando sobre una colchoneta, y también cuando los acróbatas realizaron castillos coronados por los más jóvenes. Sin lugar a dudas, la elección del espectáculo merece un 10, la misma que mereció la coral Veus Juntes de Quart de Poblet y del colegio Marni, que interpretaron el himno. Atentas en el palco estuvieron Raquel Alario y Clara Parejo, sus antecesoras. Para la ocasión, Raquel escogió un traje azul con volantes en un lado de Pasaje 10, y Clara, un vestido cereza confeccionado por María José Esplugues (FMV 1982), que estrenó en su homenaje de despedida.

Más noticias de las Fallas 2018

Consulta toda la información de las Fallas de Valencia como el programa de las Fallas, toda la información sobre la Ofrenda, el calendario de mascletaes y castillos, los premios, el cartel de la Feria de Fallas 2018 y los conciertos de Fallas.

Fotos

Vídeos