Unas fallas con mucha tela

Una de las figuras de Maestro Gozalbo./ jesús signes
Una de las figuras de Maestro Gozalbo. / jesús signes

Los artistas se recrean en los trajes de los ninots para atraer al primer golpe de vista

I. DOMINGO / L. SORIANOVALENCIA.

Las fallas de Especial y Primera A tienen este año mucha tela y es que los artistas han puesto especial cariño en la decoración de los ropajes de los personajes. Los artesanos son conscientes de que todo cuenta para los jurados, no sólo se puntúa la composición, el riesgo o el acabado de las juntas, la estética es lo que primero entra por los ojos.

En Convento Jerusalén, por ejemplo, la institutriz que narra la historia del ciclo de la vida lleva dibujados tres tipos de estampados y unas puntillas y los niños que le escuchan también portan ricas puntillas. Del mismo modo, la capa de uno de los remates está configurada con la unión de hojas de vivos colores.

En El Pilar, ayer cientos de curiosos se arremolinaban junto a la plaza para ver los detalles de la falla que firma Paco Torres. Llamó la atención fueron un grupo de falleros ataviados con el traje regional. La pintura de de los centros florales de los trajes de valenciana parecen cobrar vida y las manteletas dejan ver la transparencia de los dibujos e incluye verdaderas filigranas.

Periodista Azzati muestra al deshollinador de Mary Poppins manchado de negro y con toques de color

En Exposición, la novia retratada por Paco Giner lleva el traje lleno de volantes y se han pintado con esmero los encajes con formas florales. Tanto la novia como la gran mujer que ocupa el centro de esta falla llevan guantes con unas puntillas de telas reales.

En Almirante Cadarso, los trajes de los colonizadores y de los indígenas que ha diseñado Manolo Algarra están llenos de vivos colores.

Las telas también se aprecian en los zapatos de los personajes femeninos de Vicente Martínez en su 'Filtros' de Cuba-Literato Azorín, con tiras de bailarina que envuelven las pierna y en algunos complementos. Orejeras de pelo, cristales para rematar hombreras o la correa del perro que acompaña a un ninot.

Esa minuciosidad en la artesanía del detalle está también presente en la falla grande de Maestro Gozalbo-Conde Altea (Primera A), que lleva el sello de Manuel Algarra. Se aprecia en los trajes de las figuras femeninas principales de su 'Ego, yo, mi, me, conmigo', donde manteletas y puntillas parecen de tela y el bordado de las faldas recuerda a las de los trajes de valenciana. También en los personajes masculinos, como en la capa de la figura central del 'Rey Sol'. En San Vicente-Periodista Azzati (Primera A), el traje de Mary Poppins está muy conseguido con tonos blancos y rojos, pero lo mejor es el deshollinador, que Vicente Martínez ha pintado todo lleno de hollín, de color negro, y con toques llamativos de color o los tejados de las casas.

Fotos

Vídeos