Los artistas piden a Ribó que acelere la recuperación de Ciudad Fallera

José Ramón Espuig,
en su taller. / jesús signes
José Ramón Espuig, en su taller. / jesús signes

Espuig elogia el trabajo de Pere Baenas para Convento: «No sé cómo ha podido hacer con ese dinero la barbaridad de falla que ha hecho»

P. MORENO VALENCIA.

El maestro mayor del Gremio de Artistas Falleros, José Ramón Espuig, pidió ayer al Ayuntamiento que se «involucre muy rápido» en la recuperación de Ciudad Fallera para evitar el cierre de más naves y la pérdida de la identidad artesana con la que nació este polígono en el borde de la ciudad con el municipio de Burjassot.

El Consistorio tiene en tramitación un planeamiento con el que pretende poner en valor toda esta zona. Presentado a mediados del pasado noviembre, plantea nuevas zonas peatonales, restricciones al tráfico para permitir incluso el trabajo en la calle de los artistas falleros y que al menos el 50% de los solares disponibles junto a la ronda norte sean para artesanos.

Entre los equipamientos que se plantean está una nueva sede para la Junta Central Fallera, así como todo lo relativo a la creación de un llamado 'distrito cultural'. Para el maestro mayor, «puede que el Ayuntamiento llegue a tiempo pero se tiene que involucrar muy rápido, aprobar los proyectos, inyectar dinero y empezar a saco porque va a pasar lo mismo que con el oficio».

De la falla municipal opina que «siempre debe ser diferente a todas las demás»

La crisis económica ha hecho mucha mella en este sector y Espuig habló de una «situación económica complicada; llevamos unas temporadas difíciles y esperamos a ver si puede rebrotar y seguir en la línea de antes». El presupuesto de las fallas de Valencia prácticamente es el mismo que el pasado ejercicio.

En cuanto a los trabajos de este año, consideró que «los he visto muy positivos, aunque hemos tenido dificultad por el aire que nos ha hecho en la planta», en referencia a los problemas climatológicos que han causado problemas a más de un artista con la caída de monumentos antes del paso del jurado. «No ha habido ninguna incidencia y todo se ha plantado con éxito», subrayó sobre la profesionalidad de los talleres del cap i casal.

El maestro mayor asistió desde el balcón municipal al disparo de la mascletà de Pirotecnia Valenciana. De las fallas municipales, dijo que «siempre debe ser diferente a todas las demás», dando por ese camino un impulso positivo para el trabajo de todos los artesanos.

Este año se ha contado además con la colaboración de un diseñador gráfico, Okuda San Miguel, que ha plasmado en el proyecto que firma con los artistas Latorre y Sanz un proyecto donde lleva a la práctica todo su universo cromático y lenguaje plástico. De las últimas tendencias aplicadas a las fallas, Espuig sostuvo que es algo que debe mantenerse para el desarrollo de todas las tendencias.

El representante del Gremio insistió en la asfixiante situación económica de muchas empresas. La mayoría de presidentes de la sección Especial abogó el viernes, en la recogida de los premios, por la creación una tasa que redunde en beneficio de las comisiones y por extensión a los artistas falleros.

De esta propuesta, el maestro mayor consideró que «todos deberíamos poner un granito de arena y que suban las aportaciones. Si nos estancamos veo muy mal el final; los artistas estamos pasando una crisis muy importante, desconocida hasta ahora». La puesta en práctica de un ciclo formativo de artista fallero no ha resuelto el problema laboral que tienen muchos.

De la falla ganadora en la sección Especial, Convento Jerusalén-Matemático Marzal, subrayó que el artista, Pere Baenas, «no sé cómo ha podido hacer con ese dinero la barbaridad de falla que ha hecho», para asegurar que en general «ponemos mucho más de lo que cobramos de la falla». Destacó la elevada calidad de todos los proyectos, donde en segundo lugar ha quedado este año Cuba y en tercera posición l'Antiga de Campanar.

El polígono de Ciudad Fallera linda con el parque de Benicalap, también en proceso de ampliación. Junto con la rehabilitación de una parte de la alquería del Moro y el Casino del Americano, supondrá una de las mayores inversiones del Consistorio en lo que resta de mandato.

En este proceso, la definición urbanística de los solares es una de las piezas más importantes, de tal manera que junto a los equipamientos públicos sirva para relanzar el epicentro de las empresas dedicadas a la artesanía fallera. Falta por concretar si el Ayuntamiento entrará con alguna inversión pública más allá del traslado de la sede del organismo fallero.

Fotos

Vídeos