Los artistas piden debatir un precio mínimo para entrar en el concurso de fallas

Arte. Proceso de lijado de una pieza realizado por un artista.  / jesús signes
Arte. Proceso de lijado de una pieza realizado por un artista. / jesús signes

Los gremios de Valencia, Alicante y Burriana proponen marcar volúmenes y alturas por secciones para competir en igualdad de condiciones

LOLA SORIANO

valencia. La Federación de artistas falleros y foguerers de la Comunidad Valenciana ha puesto sobre la mesa la necesidad de marcar unos precios mínimos para poder concursar en Fallas. De hecho, el colectivo, integrado por los gremios de Valencia, Burriana y Alicante, ha remitido ya cartas a la Junta Central Fallera, a su pleno y a la asamblea de presidentes para que estudien la citada opción de establecer unas cuantías de partida y proponen que este aumento «podría ser aplicable progresivamente en los próximos años, no de aplicación inmediata».

Estas peticiones se formulan como fruto de una reunión que realizaron los tres gremios en abril, tal como avanzó LAS PROVINCIAS, y donde ya se hablaba de la necesidad de buscar algunas medidas para salvar el sector, algo que también estuvo acompañado por la campaña 'Volem falla' iniciada por algunos artesanos para reivindicar que las comisiones cuiden a las fallas como elemento central de la fiesta.

Los gremios ponen como ejemplo el caso de Alicante, donde el mínimo para concursar es de 8.000 euros, puesto que en Valencia se fijó por primera vez el año pasado y el mínimo fue de sólo 600 euros para una falla grande y 200 euros para una infantil. Otro caso es el de Torrent, donde la inversión en la falla debe de ser superior al 30% del presupuesto de la comisión tras deducir el gasto del casal.

Fuset quiere que se debata el tema con los falleros para llegar a consensos realistas

Los artesanos aclaran que «de ningún modo se trata de una imposición, sino de una propuesta para empezar a hablar y establecer mesas de diálogo». Añaden que lanzan esta iniciativa por «la gran crisis que atraviesa el sector y que ha desembocado en el cierre de muchos talleres, y teniendo en cuenta que las Fallas son Patrimonio Inmaterial».

El portavoz gremial, Ximo Esteve, insiste en que «lo que proponemos serían recomendaciones y lo hacemos pensando en el beneficio futuro de la fiesta y en dignificar el oficio de los artistas falleros». Del mismo modo, indican que el objetivo sería «regular un gasto mínimo para el que quiera entrar en el concurso», por lo tanto, no obligaría a las comisiones que inviertan menos a no seguir plantando, sino a la opción de concursar.

También consideran necesario que «dado el desfase en las distintas categorías en cuanto a las desigualdades de volúmenes y trabajo, se marcaran unas medidas de base y altura por secciones». Afirman que esto serviría para que «todos los compañeros artistas falleros podamos competir en igualdad de oportunidades, al igual que existen un máximo de tres metros de altura para las fallas infantiles y unas medidas para la Exposición del Ninot».

Desde el gremio de Alicante, Joaquín Rubio, detalla que «en Alicante el mínimo de inversión para concursar se estableció hace muchos años y se ha ido actualizando con una subida del 5% y nunca se ha dado el caso de ninguna hoguera que no quiera concursar y tenemos un máximo de altura de 20 metros. En Valencia pensamos que hacen falta unas recomendaciones y que esos mismos baremos se apliquen no sólo en Valencia, sino también cuando los artistas planten en los pueblos».

Sobre el debate abierto, el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, explica que «como ya expresé en la gala de los artistas, hay que saludar la aparición de la campaña 'Volem falla' y que se dote de reivindicación. Estoy convencido de que los que amamos la falla escucharemos a los artistas que viven una situación delicada». Recordó que «sin artistas no hay falla y su profesión debe ser económicamente viable y la falla es el epicentro de la fiesta».

Acto seguido dijo que quiere convocar una mesa de diálogo, «como ya hice con la Interagrupación para fijar las nuevas categorías de fallas, donde se consiguió aumentar en 20.000 euros los premios y se dio dotación económica al segundo y tercer premio de Ingenio y Gracia».

Mesa de diálogo

Fuset indicó que en la mesa de diálogo del pasado ejercicio «salieron ganando las fallas y ahora toca buscar el consenso con los artistas, pero eso sí, desde el realismo».

El edil matizó que «no se puede de la noche a la mañana pasar de un mínimo de 600 euros a 8.000 euros, pero tampoco podemos quedarnos de brazos cruzados viendo como cierran talleres o se desplaza a la falla del centro de la fiesta».

A la pregunta de si incluirá unos mínimos y volúmenes en el concurso de falla, dijo que «cada año es una asamblea de presidentes la que elige las normas y ellos tienen la última palabra. Hay que dialogar para no perjudicar ni a los artistas ni a las fallas». Añadió que propondrá una mesa con la delegación de Falla, los agentes falleros y los gremios «para que acuerden propuestas viables y asumibles por todos».

Por su parte, el presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, indicó ayer que no conocían con anterioridad la petición «y no puedo hacer valoraciones ahora porque nuestra junta se reunirá el miércoles». A título personal, recuerda que el año pasado ya se trabajó fijando un mínimo y sobre la idea de marcar volúmenes, opinó que es algo que correspondería a los artistas.

El artista Pere Baenas, que junto con compañeros como Alejandro Santaeulalia y Raúl Martínez, (Chuky) estudiarán los volúmenes que se podrían aplicar por secciones, opina que «hay que buscar el equilibrio entre el presupuesto general y el destinado a la falla para que se igualmente digna la falla y las actividades festivas». Añadió que la propuesta «es para que salgamos ganando todos y que haya fallas como se merece Valencia».

Pere Baenas también indica que si suben los mínimos de presupuestos destinados a las fallas «los artistas ya no tendrán que realizar encargos de tantas fallas y habrá más trabajo para todos los compañeros».

Más

Fotos

Vídeos