La Interagrupación se reúnen hoy de urgencia para decidir sobre la encuesta fallera de Pere Fuset

Votación durante una asamblea de presidentes.
Votación durante una asamblea de presidentes. / irene marsilla

El presidente de la Junta Central Fallera se niega a entregar el cuestionario completo mientras las comisiones valoran medidas de respuesta

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

La Interagrupación, entidad que engloba a la mayor parte de comisiones falleras de la ciudad, se reunirá hoy de urgencia para decidir sobre la encuesta política que la Junta Central Fallera, a través de una empresa demoscópica, está pasando a las comisiones de la ciudad.

Así lo confirmó ayer el presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, que aseguró que la convocatoria de la reunión para hoy ha venido determinada por la encuesta que se ha realizado en últimas fechas. Cuando conocieron los contenidos de la misma, la Interagrupación decidió convocar una reunión para hoy además de la ordinaria que tienen el próximo miércoles, tal como explicó Hernández, que señaló que quieren reunirse y saber «toda la verdad» antes de decidir qué hacer con respecto a la encuesta.

Mientras, desde la concejalía de Fiestas se niegan a facilitar el cuestionario completo, pese a que este diario volvió a pedirlo en el día de ayer. «No os vamos a dar la exclusiva», explicaron fuentes de la regidoría que dirige Pere Fuset. Durante toda la jornada se repitieron las peticiones de información en las redes sociales del concejal, así como los comentarios de distintos falleros que reconocían que a ellos les habían hecho las encuestas con las preguntas políticas.

El presidente de la gestora del PP en la ciudad, Luis Santamaría, exigió a Ribó «que deje de hacer política con las Fallas, que deje de menospreciar a las Fallas preguntando a sus presidentes por su ideología». Santamaría pidió a Ribó «que exija a su concejal que no se esconda tras Facebook y dé la cara y las explicaciones que los falleros merecen». «Si no es así, si Ribó y Fuset no dan la cara, el PP pedirá su dimisión», señaló Santamaría, que insistió en que desde su partido quieren conocer «el contenido de esa encuesta pagada con dinero público», tal como explicó ayer.

Miedo a represalias

«Queremos saber por qué se pregunta a los falleros sobre cuestiones que nada tienen que ver con la fiesta y tener la certeza de que se ha respetado el anonimato en las respuesta», dijo Santamaría, lo que entronca con parte del sentimiento del mundo fallero que teme represalias si reconocen las preguntas políticas porque en julio comienzan las preselecciones a corte de honor del ejercicio 2018.

«Necesitamos tener la absoluta seguridad de que esta encuesta, que ha sido realizada para identificar a quienes no piensa como Ribó y Fuset, no se utiliza para represaliar a quienes opinan en su contra», asegura Santamaría, en un comunicado remitido a este medio.

Fotos

Vídeos