Las Fallas preparan su desembarco internacional

La fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, y representantes de la JCF en Lancaster.
La fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, y representantes de la JCF en Lancaster. / armando romero /fotofilmax

Las fiestas se exportarán a Bélgica, Taiwán, Moscú y BangkokUna plantà, pasacalles y el reparto de paellla, primeras acciones en el exterior tras ser Patrimonio de la Humanidad

LOLA SORIANO

valencia. El 30 de noviembre las Fallas se convirtieron en inmortales al obtener el reconocimiento de Patrimonio Inmaterial en la XI asamblea que la Unesco celebró en Etiopía, pero la pregunta que más se escucha desde el logro es '¿y ahora qué? ¿para qué servirá?

La entrada de las Fallas en la selecta lista de fiestas con reconocimiento mundial fue ya todo un logro, pero una vez obtenido el sello de calidad es momento de mover ficha y 'vender' el producto.

Tanto Generalitat como el Ayuntamiento están proyectando hacer acciones conjuntas para llevar el arte, la tradición y los sentimientos de las Fallas a muchos rincones del mundo. En definitiva, están preparando el desembarco internacional.

Una de las iniciativas es vestir la escultura del Manneken Pis de Bruselas con el traje de valenciano

Una de las iniciativas en la que están trabajando es en la plantà de una falla en el corazón de Europa, concretamente en Bruselas.

Si el pasado año Mario Gual, la fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, y una representación de la Junta Central Fallera exportaron las Fallas a Lancaster, para participar en el festival 'Light up', tras recibir el encargo de una diseñadora, en este ejercicio el objetivo es conquistar Bélgica.

La Agencia Valenciana de Turismo tiene previsto internacionalizar la experiencia de las Fallas, en coordinación con Turismo Valencia, la Junta Central Fallera y Turespaña el próximo otoño.

Como explican los organizadores, el objetivo es doble, por un lado, «promocionar la fiesta de las Fallas en sí misma, como Patrimonio de la Humanidad, y por otro lado, tender la mano al pueblo de Bruselas para que recupere su espíritu alegre que desgraciadamente se ha visto apagado por los atentados».

Aunque todavía no se ha elegido artista, se plantará una falla y, como la intención es que las Fallas calen con los cinco sentidos, también se podrán escuchar pasodobles y piezas valencianas, puesto que se están preparando desfiles de música por el centro de Bruselas.

El programa incluirá pasacalles con falleros ataviados con la indumentaria masculina y femenina tradicional y una exposición fotográfica sobre la fiesta en el instituto Cervantes de Bruselas.

Los valencianos también quieren conquistar a los extranjeros por el estómago, por eso proyectan realizar una demostración gastronómica de paella y horchata.

Incluso entre las iniciativas del viaje consta la idea de vestir a todo un icono de Bruselas, como es el Manneken Pis -o escultura de bronce del niño que orina en una fuente- con la indumentaria tradicional valenciana. Y es que desde que un gobernador regalara el primer traje para vestir a esta pequeña figura, ahora ya cuenta casi con un millar de vestidos que se exponen en el Museé de la Ville, incluido uno de torero, de Elvis e incluso de la Muixeranga de Algemesí, que ya ha lucido en tres ocasiones. Ahora, se busca la imagen de que el Manneken Pis también tenga su modelo valenciano.

Pero el desembarco internacional incluye más acciones. Desde Turismo Valencia van a realizar promociones de la ciudad durante estos meses en presentaciones en Hamburgo, Edimburgo, Moscú, Taipei y Bangkok, donde también se hablará de las Fallas.

También preparan viajes profesionales para turoperadores culturales y agentes de viaje y, como explican desde la entidad dependiente de la concejal de Turismo, Sandra Gómez, participarán como invitados de la Asia Mice Forum que se celebrará este año en Taiwán. Está previsto que en estos encuentros hablen de las bonanzas de las Fallas en una sesión dedicada a festivales del mundo. Igualmente durante este año han realizado presentaciones de Valencia, incluyendo las Fallas en puntos como Birmingham y Glasgow (Reino Unido); Ginebra (Suiza), Chengdu (China) e Iasi y Bucarest (Rumanía). La falla que Ximo Esteve y Manuel Guitarte hicieron para promocionar la fiesta también ha viajado a ferias profesionales como las de Berlín, Nápoles, Moscú, Nápoles o Tel Aviv.

Desde la Junta Central Fallera también han recibido la propuesta de la Universidad de Lancaster para que artistas falleros participen en unos 'workshop' o talleres para explicar cómo se pueden crear elementos artísticos a partir de la identidad regional, tal como explica Montse Catalá, vicepresidenta de Promoción Exterior de la Junta. Además, quieren preparar un nuevo libro que promocione las imágenes de los actos que conforman las Fallas en inglés, valenciano y castellano. «El libro 'Falles un Patrimoni Comú' ha tenido buena acogida. Lo hemos llevado a muchas ciudades de España, a Lancaster y Bruselas y queremos seguir divulgando la fiesta», añade.

Ya en casa, Valencia Turismo tiene en marcha un paquete turístico por los puntos de la fiesta, como el museo fallero y el del gremio o una tienda de indumentaria; un tour por las fallas de Especial y un taller 'experience' para que los turistas vean durante tres horas el trabajo de los artistas y creen un ninot para llevarse un trocito de Valencia a casa.

Más

Fotos

Vídeos