Encuentro para apaciguar las fallas

Ramón Estellés y Jesús Hernández, junto a los asistentes a la reunión fallera.
Ramón Estellés y Jesús Hernández, junto a los asistentes a la reunión fallera. / irene marsilla

La Junta abre el diálogo con la Interagrupación y los delegados tras el plante de FusetLos colectivos recuerdan que sus reivindicaciones siguen vigentes y hablan de la necesidad de sacar las carpas el 8 de marzo

LOLA SORIANO VALENCIA.

Un encuentro sin políticos, sólo con falleros. La directiva de la Junta Central Fallera convocó ayer a una reunión a los representantes de la Interagrupación y a los portavoces de los delegados de sector para tratar de apaciguar los ánimos y acercar posturas, después de que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, dejara plantados a los falleros en la última asamblea de presidentes del mes de junio.

El objetivo era, sobre todo, buscar soluciones para seguir gestionando los eventos falleros a pesar de la ausencia de Fuset, ya que el edil afirmó que no regresará hasta que los falleros decidan si querían seguir dependiendo del Ayuntamiento o la independencia.

«Hemos dejado de manifiesto que queremos que el diálogo siga abierto. Hemos dicho todo lo que teníamos que expresar, pero a la vez hemos acordado buscar soluciones», indicó ayer Jesús Hernández, presidente de la Interagrupación. El secretario general de la Junta, Ramón Estellés, apuntó que fue «una reunión cordial para acercar posturas y apostar por la gestión de las fallas».

En este encuentro no estaban presentes ni el concejal de Cultura festiva, Pere Fuset, ni su asesor municipal Amadeu Mezquida. «A todos nos gustaría que regrese la normalidad y que Fuset vuelva a presidir las reuniones», indicó Estellés. En la reunión se habló de asuntos pendientes y que se seguirán negociando, entre ellos marcar fechas para las reuniones informativas donde se analizará el tema del congreso fallero. Los falleros recordaron que hay que analizar el calendario de la instalación de carpas en las próximas Fallas.

Y es que la Interagrupación comentó que en 2018 deberían de montarse el 8 de marzo, porque el día 10 será sábado y ya habrá actos como cenas de falleras mayores o de falleros de honor. Este asunto tendrá que tratarse en varias reuniones. La Junta y las entidades falleras se emplazaron a seguir dialogando en septiembre, a no ser que surja algún tema urgente.

Tanto desde la Interagrupación como desde el colectivo de delegados de sector aseguraron antes del encuentro que acudían para escuchar y trasladar las ideas a los presidentes y falleros, pero eso sí, ya dejaron claro que sus reivindicaciones siguen vigentes, en referencia a los escritos que presentaron recordando la necesidad de que una autoridad municipal presida los plenos y las asambleas y la comparecencia del alcalde en una asamblea.

La reunión estuvo presidida por el secretario general, Ramón Estellés, el vicepresidente primero de la Junta, Javier Tejero, y los dos asesores de la Junta, Susana Remohí y Ramón Lluch, que regresó ayer de un viaje en Menorca para ceder la sede su clínica médica para el encuentro. Por parte de la Interagrupación, asistieron el presidente, Jesús Hernández; los vicepresidentes Pedro Pons, Guillermo Serrano, Juan Bosco y Jordi Palanca y el secretario general, Josep Ynat, además de Pepe Davia, presidente de la agrupación de Mestalla-Benimaclet. En cuanto a los delegados de sector, los interlocutores fueron Ángel Santamaría; Ximo Esteve (Mislata) y Carlos Amorós.

Fotos

Vídeos