«Lo deseable es que la asamblea informativa sobre el congreso sea antes de marzo»

L. SORIANO VALENCIA.

La ausencia del concejal de Cultura Festiva en los órganos de decisión de las Fallas ha creado una situación incómoda en la directiva de la Junta Central Fallera, que tiene que ejercer de puente de unión entre falleros y la concejalía. El vicepresidente primero de la Junta, Javier Tejero, tras los actos de protesta del martes, indicó que «sólo existe un camino y es el de la negociación. Hay que hablar y revertir la situación». Recordó que el edil volverá cuando se decida el tema del congreso «y vamos a trabajar para que las reuniones de estudio previas sean lo más rápido posible».

El secretario general de la Junta, Ramón Estellés, apuntó que la próxima semana reunirá a la Interagrupación y a los delegados de sector para comenzar esas reuniones preparatorias para analizar los pros y contras de un posible congreso. «Prepararemos la asamblea informativa y, para ello, primero tendremos que ver qué información necesitan los presidentes», dijo. Estellés añadió que primero se harán unos estudios y que «lo deseable es que la asamblea informativa donde se tendrá que votar una decisión sea antes de Fallas».

Sobre qué pasará si los presidentes decidir no acudir a más asambleas, Estellés opinó que «es impensable que los presidentes no vengan a más asambleas porque quedan por decidir cosas fundamentales para las Fallas de 2018 y no van a parar la fiesta». Comentó que esta semana la protesta coincidió con una asamblea donde no había puntos relevantes para aprobar.

En este sentido, el secretario general dijo que «una cosa es una protesta, que se puede estar de acuerdo o no, y otra es hacer mal a la fiesta, algo que no ocurrirá».

Fotos

Vídeos