La ciudad cuelga el primer cartel de 'completo'

Los manteros reaparecen en el entorno del Mercado CentralPuig anticipa una ocupación «altísima» para los días grandes de la fiesta y Gómez confía en obtener unas cifras «históricas»

ISABEL DOMINGO

valencia. Ensayo general de los días grandes de Fallas superado con éxito o, mejor dicho, con el cartel de 'completo' en las calles del cap i casal. Lo habían anticipado los hosteleros hace unos días y la previsión se cumplió: bares y terrazas llenos, esperas de media hora para conseguir una mesa donde picar algo antes o tras la mascletà, calles convertidas en un río de gente -como sucedió en los alrededores del Mercado Central o en las plazas de la Virgen y de la Reina- y cortes de tráfico que, en algunos casos (plaza Tetuán), se anticiparon sobre el horario previsto.

Son algunos de los clásicos falleros que se repiten todos los años y que ayer se vivieron de nuevo en la ciudad. Hay que sumar, además, la presencia de numerosos manteros en algunos puntos, como en las avenidas María Cristina y del Oeste, donde bolsos, zapatillas y camisetas falsificadas de primeras marcas competían con los productos ofrecidos por los vendedores del mercadillo del fines de semana en el entorno del Mercado Central.

Precisamente en esta misma zona los vecinos criticaron la ubicación de una macrodiscomóvil debido a que las barras se situaron junto a las fachadas de la Lonja (Patrimonio de Humanidad) y de los Santos Juanes, lo que para los residentes es «una aberración» al tratarse de un entorno monumental. De hecho, recordaron que el año pasado ya hubo protestas por la ubicación de la macrodiscomóvil y la consiguiente basura y restos de suciedad y orines que quedaron al día siguiente frente a la fachada principal de la Lonja.

Gran ambiente

Aunque el epicentro de la jornada fue el disparo de la mascletà, la celebración de varios actos en el centro y el buen tiempo animaron a los valencianos a salir con antelación. A pesar de las rachas de viento y de la fina lluvia que sorprendió en algunos momentos, muchas personas disfrutaron del son del tabalet y la dolçaina por el homenaje al maestro Joan Blasco organizado por la comisión Doctor Collado o del concierto de música de banda de la falla Linterna.

El propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, confirmó ese lleno en la ciudad al confesar que le había costado «bastante» llegar desde el Palau al Ayuntamiento para asistir a la undécima mascletà. «Hay un ambiente de convivencia extraordinario, de armonía y de concordia», destacó.

Respecto a las previsiones de cara a los próximos días, Puig anticipó que será «altísima», cercana al 90% e, incluso, al 100% en algunos días. «Serán unas Fallas históricas», aseguró.

En la misma línea se manifestó la concejala de Turismo, Sandra Gómez, que ya el sábado avanzó que el fin de semana estaba siendo «buenísimo» con unas ocupaciones hoteleras «casi en 'overbooking'». Además, adelantó que desde el sector le han transmitido que tienen unas «fantásticas previsiones» para esta semana y el fin de semana siguiente. Por ello, Gómez confió en volver a llegar a «unas cifras históricas» al coincidir los días principales de la fiesta con el fin de semana. El año pasado visitaron Valencia cerca de un millón de personas.

Fotos

Vídeos