Císcar tendrá que reducir su carpa y Félix Pizcueta moverá la falla

Císcar tendrá que reducir su carpa y Félix Pizcueta moverá la falla

L. SORIANO VALENCIA

Las nuevas exigencias de seguridad y maniobra para los camiones de Bomberos obligarán a reducir el tamaño de una de las carpas más grandes que se montaba en la ciudad, la de Císcar-Burriana. Esta instalación era famosa por tener un tamaño XXL, pero ahora tendrá que recortar su volumen.

La carpa, que se instalará el viernes, se desplazará 1,5 metros hacia la fachada y se tendrá que poner un módulo menos. «La parte dedicada al cenador que hemos puesto todos los años media 25 de largo y ocho de ancho y ahora tendremos que restarle cinco metros de largo. Serán cuarenta metros cuadrados menos», indica Antonio Vargas, presidente de Císcar-Burriana. Esta carpa fue una de las primeras en Valencia en incorporar a la zona de cenas otro espacio para albergar actos de la falla o discomóvil cubierto y de acceso libre, hasta llenar aforo, para evitar el efecto llamada de macrobotellones en las zonas de alrededor.

Más noticias de las Fallas 2018

Los falleros explican que «entendemos la medida y se acata porque lo primero es la seguridad». A pesar de ello, reconocen que «se podía haber previsto con un año vista porque llegó la petición a final de febrero y no da tiempo a buscar alternativas y el contrato con el instalador ya preveía un coste y unas medidas».

En Félix Pizcueta, la comisión también tendrá que desplazar cinco metros la falla para dejar libre el cruce de Cirilo Amorós con Félix Pizcueta. Se pondrá en esta última calle, pero más cerca de Colón y tendrán que agrupar más las escenas. Aseguran que están de acuerdo en mejorar la seguridad, pero reconocen que se podrían haber pedido los cambios con más tiempo.

Fotos

Vídeos