Estos son los cinco años en que Valencia no ha celebrado Fallas

Fallas 1942: "Su Magestad, el labrador"./Junta Central Fallera
Fallas 1942: "Su Magestad, el labrador". / Junta Central Fallera

Entre los momentos de suspensión de las Fallas se encuentra el período de la Guerra Civil española

NEREA GILValencia

La celebración de las festividades más importantes de una ciudad es necesaria para lograr y mantener su identidad propia. En el caso de las Fallas, actualmente consideradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, no siempre se ha llevado a cabo. A lo largo de la historia, esta tradición ha sufrido prohibiciones e incluso la implantación de nuevas leyes para poder hacerlas desaparecer.

La ciudad de Valencia vivió algunos momentos sin la fiesta fallera tradicional, empezando por 1885 y 1886. La principal razón de su inexistencia era la práctica del gravamen, nacida en 1872, que consistía en el establecimiento de un impuesto de 10 pesetas de la época, por parte del Ayuntamiento, dirigido a cualquier festividad popular con la que no estuviera de acuerdo, como fue el caso de las Fallas.

La desaparición de esta festividad estuvo a punto de ocurrir en 1885, año en el que un concejal del Ayuntamiento de Valencia consideró que esta celebración no era propia de una capital seria y propuso elevar el impuesto a 60 pesetas. Ante esto, debido a la imposibilidad de pagar esta cantidad de dinero, las comisiones falleras se negaron a pagar y, como consecuencia, este año y en marzo de 1886 las calles estaban desiertas, sin ninguna falla plantada.

Durante el año 1896 tampoco se celebraron las Fallas debido a la Guerra de Cuba, en ese momento tema de portada de todos los periódicos, que trajo con ella un gran desorden a la ciudad, declarándose el estado de sitio, régimen de excepción similar al estado de guerra, el 8 de marzo de 1896. Por ello, siguiendo las órdenes del Capitán General, se prohibió esta tradicional celebración el 15 de marzo de este año.

En relación con la época de la Guerra Civil española, entre los años 1937-1939 las Fallas no se llegaron a celebrar. Sin embargo, en 1937, sí se llegó a plantar alguna falla de contenido propagandístico por parte de los dos bandos existentes en ese momento, nacional y republicano, pero ninguna logró quemarse. Durante este año, se plantaron cuatro fallas que criticaban la sublevación del bando nacional, conocidas con los siguientes nombres: 'Coses d´Ara', 'La Catedral', 'El Belem d´engany' y 'La Balança del Mon'. Cabe destacar que, a lo largo de este período, las fallas nunca se plantaron en la calle sino que estuvieron expuestas en la Lonja de Valencia durante el mes de abril de 1937.

Todo lo ocurrido durante este tiempo refleja la importancia de la celebración de una festividad como las Fallas, y así, lograr mantener la identidad de la ciudad de Valencia y la unidad de todos los valencianos.

Fotos

Vídeos