Flores en la plaza

Bojan Dubljevic. Jugador del Valenica Basket. / txema rodríguez
Bojan Dubljevic. Jugador del Valenica Basket. / txema rodríguez

La tarde se prometía fría y ventosa, pero se arregló. No faltaron los incondicionales

POR BEGOÑA CLÉRIGUES

En una barrera del tendido de matadores, un enorme ramo llama la atención de la plaza, son flores blancas y amarillas, que ocupan un asiento entero. Es el sitio del recientemente fallecido Enrique Velarte. Su familia se ocupa todos los días de honrar así la memoria del empresario. Muy cerca, Vicente Boluda ocupa su tradicional asiento junto a su mujer Esther Pastor, a los que acompañaba el empresario Pedro Trapote. Trapote es toda una institución en Madrid, dueño de la famosa discoteca Joy Eslava por la que han pasado quien ha sido alguien en la sociedad madrileña de los últimos cuarenta años, desde Isabel Preysler hasta Felipe Juan Froilán.

Trapote no fue el único madrileño que se dejó ver por el tendido de la calle Xàtiva. Estuvo también el nieto de Adolfo Suárez: Adolfo Suárez Flores, nieto, por rama materna, del ganadero Samuel Flores. El joven Adolfo comparte la afición con su padre, Suárez Illana; ambos han hecho sus pinitos con la muleta. El nieto del primer presidente de la democracia española compartió tendido con su abuela materna Lili y con su amigo de la infancia Miguel de la Vega, que vino también con su abuela, la marquesa Pilar Vega de Anzo.

Hay asientos en la plaza que tienen nombre y apellidos, por ejemplo el de Mayren Beneyto, que comparte desde hace 24 años con su marido Ramón Almazán. Ayer no estaba ella porque quería ver a sus nietos desfilar en la Ofrenda. Su nieto Quico es presidente infantil de la Falla Grabador Esteve y no quería perderse el momento en que entregase a la Virgen el cesto de flores. Su asiento lo ocupó su hijo Alfonso Manglano.

Otro de esos abonos históricos es el de la familia Miranda. Ayer lo ocupaban Carmen Miranda y su hijo Pablo Oliete, que ya va cogiendo la afición que le viene de herencia. Todo el mundo del toreo conoció al abuelo de Pablo, Emilio Miranda. El padre del niño, Pablo, se fue un poco más arriba con su inseparable amigo Daniel Villanueva y su mujer María José Velázquez.

Más nombres emblemáticos de la plaza valenciana que no fallaron ayer: Arévalo, Vicente Barrera, Luís Sendra, los hermanos Ríos Navarro, Delia Barral con su marido Ignacio Leach y un montón de amigos: Begoña Lucas, José Luis Ramos Fortea, Mª Carmen Navarro, Paz García Peris y Andrés Sánchez Magro. Del mundo de la política, pocos representantes, como ya viene siendo tradicional desde hace algunos años. Se dejó ver por la plaza el Secretario de Estado de Educación, Marcial Marín; el subdelegado de Gobierno en Valencia, José Vicente Herrera; y el diputado provincial Pepe Bresó.

Del mundo del espectáculo, estuvo el director de cine Agustín Díaz Yanez, que ha dirigido la adaptación del famoso libro Alatriste, y la televisiva Núria Roca, con su marido el periodista Juan del Val. Cerca de ellos se sentaban el pelotari Álvaro y el jugador del Valencia Basket Bojan Dubljevic.

Al final se arregló la tarde, por la mañana el viento y la lluvia hacían presagiar que íbamos a pasar frío. Pero el sol fue yendo y viniendo conforme iban y venían los toros. Y como siempre, en la Feria de Fallas, a partir del cuarto toro hubo que sacar el plumas o las pieles.

Fotos

Vídeos