Cinco lugares de Valencia donde saciar los antojos de buñuelos con chocolate

Buñuelos con chocolate en 'El Contraste'/LP
Buñuelos con chocolate en 'El Contraste' / LP

La capital del Turia cuenta con locales que elaboran estos dulces valencianos desde hace décadas

María Gardó
MARÍA GARDÓValencia

Costaría imaginar las Fallas de Valencia sin las «chocolatás» con sus buenos buñuelos de calabaza. Para desayunar, merendar... o de madrugada, tras la verbena, sientan de maravilla. Los puestos y paradas abundan en la ciudad del Turia, y algunos cuentan con décadas de experiencia en la elaboración. Aquí van algunas de ellas:

1
Calle San Valero, 12,

El Contraste, en el corazón de Ruzafa

Más de medio siglo tiene El Contraste, una buñolería que se encuentra en la calle San Valero con Ruzafa. De generación en generación ha ido pasando la receta de los buñuelos de calabaza que aquí se sirven, dorados y esponjosos, que junto con su chocolate artesanal son un placer para el paladar. La visita es obligada, y no sólo en las fiestas josefinas, pues aquí se sirven desayunos valencianos durante todo el año.

2
Plaza de Doctor Collado, 13

El Collado, el ambiente de La Lonja

Este local tras la Lonja ya existía en 1892. Es de esos pocos lugares que aún conservan el ambiente que podría vivirse en la zona del Mercado Central a principios del siglo XX. Es pequeño y a veces cuesta encontrar mesa, pero también puedes llevárte los buñuelos y el chocolate a casa.

Elaboración de buñuelos.
Elaboración de buñuelos. / I. Marsilla

3
Plaza Santa Catalina, 6

Santa Catalina, los de toda la vida

Santa Catalina es un local icónico en Valencia, a los pies de la iglesia que le da su nombre. Con dos siglos de tradición, nada menos, sirven uno de los chocolates más deliciosos de la urbe. Tienen varias recetas: el valenciano, suizo, a la francesa y el español. Sus buñuelos estrella son los de calabaza, aunque también los elaboran al viento.

4
Calle de Císcar, 5

Fabián, un chocolate en el Eixample

El Eixample, uno de los barrios falleros de moda, cuenta con la Horchatería Fabián, otro de los clásicos de la ciudad. Además de por sus buñuelos, churros y horchata con fartons, destaca por su 'coca de llanda'. Imprescindible para disfrutar de un buen chocolate a la taza.

5
Calle San Vicente, 156

Bar Riera, receta tradicional

Lugar de peregrinación para «ponerse morado» a base de chocolate y buñuelos de calabaza. Aquí no viven de tendencias, sino de tradición y autenticidad. Perfecto para saciar los antojos falleros en mitad de un paseo por los monumentos.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos