Colapso en los alrededores del Puerto tras la mascletà vertical

Colapso en los alrededores del Puerto tras la mascletà vertical
Jesús Signes

La avenida del Puerto, el bulevar Serrería, todo el borde de la dársena interior y las calles principales del Cabanyal han registrado retenciones

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Atascos y pólvora podría ser el resumen del espectáculo pirotécnico de esta noche en la Marina de Valencia, que ha servido de pistoletazo de salida para la Crida de mañana. El evento programado por Ricardo Caballer ha empezado a las nueve de la noche y una hora más tarde, el entorno de la dársena interior seguía colapsado. La avenida del Puerto, el bulevar Serrería, todo el borde de la dársena interior y las calles principales del Cabanyal han registrado retenciones.

Las falleras mayores de Valencia, Rocío Gil y Daniela Gómez, han sido las encargadas de apretar el botón que daba inicio al espectáculo patrocinado por Amstel. Acompañadas por sus cortes de honor, han disfrutado desde una de las terrazas del Veles e Vents de lo que se denominó en su presentación como una mezcla de castillo y mascletà.

La sorpresa anunciada ha sido la formación con luces de carcasas de la frase “Totes les Falles son especials”. Móviles en alto, miles de espectadores captaron en vídeos y fotos este hito dentro de un espectáculo 10 veces más potente que las mascletaes de la plaza del Ayuntamiento, con 3.200 truenos en el terremoto, 3.000 truenos en el final aéreo y otros 2.000 en la parte intermedia.

En total, 1.200 kg de material pirotécnico que han servido para crear ritmos, luces y colores en una propuesta ofreció el reflejo sobre el mar a las figuras que las explosiones iban dibujando sobre el firmamento.

Fotos

Vídeos