El álbum de recuerdos de Rocío Gil y Daniela Gómez, falleras mayores de Valencia 2018

Begoña Jiménez y Rocío Gil en su año de corte infantil./LP
Begoña Jiménez y Rocío Gil en su año de corte infantil. / LP

Las falleras mayores de Valencia son jóvenes extrovertidas, muy implicadas en su comisión y promesas del teatro y la declamación | Familiares, presidentes y amigas como Carmen Sancho y Begoña Jiménez describen la vitalidad y fallerío de las máximas representantes de la fiesta

Lola Soriano
LOLA SORIANOValencia

Rocío Gil y Daniela Gómez, falleras mayores de Valencia de 2018, ya han presidido actos como los playbacks de Canal, exaltaciones o el homenaje a la Senyera del Marítimo y en cada uno de estos eventos han podido estar más cerca de los falleros y sus 'fans', pero todavía es pronto para retratar la personalidad de las dos jóvenes que conquistaron al jurado. Las fotografías de sus álbumes y las pequeñas anécdotas que relatan sus familiares o amigos ayudan a conocer las inquietudes y la vitalidad de las máximas representantes de la fiesta.

Chimo Díaz, uno de los presidentes de La Merced, -gestora donde figura Amparo Gil, tía de Rocío, Carmen Gimeno y Eduardo Sánchez- describe al detalle a la fallera mayor de Valencia. «Desde que llegó al casal, siempre ha sido muy participativa. Estaba en Festejos y ejercía de presentadora en actos como proclamaciones o nombramientos». El año pasado debutó en el teatro con el papel de Nuria en la obra 'El muntacàrregues' y el cuadro de actores logró el cuarto premio de Corta B.

Entre las amigas del casal, Rocío cuenta con Begoña Sanchis de la Concepción (hija de Begoña de la Concepción), que es la fallera mayor de La Merced; su hermana Carla; Sandra Borja o Paula Sánchez, entre otras.

«A Rocío le encanta la plantà, es la primera en ponerse 'el mono de trabajo' para ayudar», indica Díaz. Además, añade que es una joven muy curiosa, «durante su año de reinado siempre preguntaba por todo y sobre quién era quién en los distintos colectivos falleros».

Casco de moto con moños

Una de las anécdotas más divertidas que recuerda Chimo Díaz es que un día «la llevé en moto de la peluquería a la falla con los moños hechos y no dudó en quitarse las peinetas para poder ponerse el casco».

Dos falleras mayores de Valencia que le conocen muy bien son Carmen Sancho y Begoña Jiménez, porque todas fueron corte infantil en 2001. «Yo ya la conocí en 2000, en la fase de preselección porque nos tocó desfilar seguidas en el velódromo Luis Puig y el día del ensayo nos reíamos antes de desfilar», explica Carmen Sancho (FMV 2014). Recuerda que vivieron un año mágico en la corte infantil «y compartimos habitación, junto con Sandra Molins, en el viaje a Disneyland Paris que se hacía al finalizar el año». Carmen asegura que han mantenido la amistad y «en mi año de fallera mayor de Valencia estuvo conmigo en Alicante, junto con su tía, ayudándonos en los quehaceres diarios de una fallera mayor». Carmen asegura que Rocío «no es amiga, sino que la considero familia».

Sobre su personalidad, Carmen explica que Rocío es «extrovertida, inteligente, con mucha personalidad y criterio propio, comprensiva y cariñosa».

Otra fallera mayor de Valencia y compañera como Begoña Jiménez (FMV 2013) explica que, como corte infantil, «vivimos muchos momentos importantes juntas. Íbamos mucho a su casa para hacer fiestas de noche del pijama o para bañarnos en la piscina». Sobre su personalidad, Begoña describe a Rocío como una «persona alegre, espontánea, divertida, responsable, cariñosa, muy buena amiga y está muy involucrada con la comisión. Por todas estas cualidades estoy segura de que Rocío será una excelente fallera mayor de Valencia». Begoña recuerda que cuando Rocío «fue corte de Segorbe estuve con ella y durante su año de reinado y ella también estuvo a mi lado el año que fui fallera mayor de mi comisión y como fallera mayor de Valencia».

En el caso de Daniela Gómez, la sonrisa y mirada despierta siempre sobresalen en sus fotografías, pero la fallera mayor infantil de 2018 es una caja de sorpresas. Su madre, Eva, explica que «le encantan los playbacks de la sala Canal. Está deseando que llegue el sábado para ir con sus amigas de la corte para bailar». Es una niña activa. «Un día, como anécdota, llegamos a casa después de un acto de su año de fallera mayor y se subió a un patinete eléctrico vestida de valenciana. Me dijo que sería una buena forma de ir a la Ofrenda para que no dolieran los pies». Su madre asegura que Daniela «es risueña. Cuando no la oyes, sabes que se ha dormido. Es responsable, buena estudiante y deportista».

Su tía y vicepresidenta de Protocolo, Estefanía de Julio, apunta que a Daniela «le gustan deportes con riesgo, como el kite surf, que hace a veces con sus tíos. Si va a un sitio donde hay tirolina, es la primera en lanzarse. También le gustan mucho las motos, como a su padre, y ve las carreras del Gran Premio. Le encanta el teatro y la declamación y el día de su exaltación los falleros, amigos y la familia, incluso los abuelos, le bailamos un flash movie». En su año de reinado se hizo fotos con su presidente infantil por el Mercado Central o la plaza Redonda y los turistas querían hacerse fotos con ellos.

La presidenta de Santa María Micaela, Concha López, añade que «es muy abierta, cariñosa y participativa. Le encantan las meriendas temáticas y ayudar a los diseños de belenes y es buena en declamación».

Fotos

Vídeos