Las Provincias

Fallas de Valencia

Jesús Hernández: «No se puede reducir la fiesta a la verbena y que nadie participe de día»

«No se puede reducir la fiesta a la verbena y que nadie participe de día»
  • El presidente de la Interagrupació asegura que los comisiones, una vez terminadas las Fallas, esperan dimisiones por las polémicas normas para las cortes de honor

Jesús Hernández ha disfrutado de la fiesta como un fallero más y también ha sido jurado de fallas infantiles de Especial. No duda en señalar que hay que potenciar los actos diurnos de las Fallas.

Ha sido jurado de fallas infantiles de Especial. ¿Qué tal?

Ha sido la primera vez que he salido a valorar los trabajos de esta máxima categoría. Cada comisión de las que militaban en Especial proponía un jurado y a mí me invitó a participar la falla Gayano Lluch.

¿La clara ganadora de falla infantil de Especial es la que plantó José Gallego en Convento Jerusalén?

Sinceramente todas las fallas eran muy buenas. Cualquiera de las cinco primero clasificadas podría haber quedado en el primer puesto.

¿Y qué le conquistó de la fallita?

Era un proyecto con muchos detalles y los efectos de cerámica estaban muy logrados.

¿Cómo ha visto la clasificación de las grandes de Especial?

Me encanta el primer premio. Tiene buenos acabados. Es como una porcelana. Tenía una técnica de diez.

¿Hubiera repartido los premios en el mismo orden?

Cada uno tiene una opinión. Para mí la primera era L'Antiga, la segunda Convento y la tercera, Pilar.

En algunos corrillos se comentó que, además, podía ser un premio homenaje a Monterrubio.

Yo creo que no. Es una falla impecable y para los que somos admiradores de Monterrubio, más si cabe.

La zona centro, especialmente en el Carmen y el Mercat, había una marea humana difícil de manejar. ¿Haría falta un plan específico para el Carmen en Fallas?

La verdad es que no sé cómo se puede analizar la situación, Vi fotos de una mascletà a la altura de la calle Xàtiva y era una locura de gente.

En la Plaza del Negrito los falleros aseguran que han tenido problemas de seguridad y peleas que han acabado rompiendo la falla.

Hay que tomar buena nota y dar soluciones de cara al año que viene porque además San José cae en lunes y puede venir más gente.

¿Qué solución se podría dar?

Pienso que no sería mala idea sacar ciertos actos del centro de la ciudad. Lógicamente no la mascletà. Si se programan tres actividades en los barrios y a horas similares se evitarían las grandes concentraciones.

Los pirotécnicos lanzaron la propuesta, tal como avanzó LAS PROVINCIAS, de adelantar las horas de los castillos. ¿Cómo lo ve?

En días como los de la Ofrenda es inviable porque es un acto que no se puede reducir. Sólo habría dos días de castillos donde se podría probar y no estaría mal que así fuera.

¿Ha visto acertadas las fallas municipales de 2017?

La infantil, desde el principio, sabía que iba a ser un fracaso absoluto, como ha quedado demostrado. Y la grande, creo que ha sido una decepción. Esperábamos más de este proyecto. Manolo García es un gran maestro y ha hecho grandes fallas en la plaza del Ayuntamiento.

¿Cree acertado el modelo de jurado de las fallas municipales?

En general es correcto, pero el año pasado estaba la Universitat, el gremio, los ilustradores y por parte de los falleros, sólo estaba la Federación de Ingenio y Gracia para la falla grande y la Interagrupación para la infantil. Opino que tiene que haber más presencia de falleros porque era un voto de cinco.

A mitad de ejercicio hubo una polémica con las normas de la vestimenta que la Junta se vio obligada a retirar. ¿Esperan dimisiones?

El mundo fallero espera cambios en la cúpula, pero el único que lo puede saber es el propio concejal Pere Fuset.

Hay comisiones con censos importantes y fallitas demasiado pequeñas. ¿Debería de regularse?

Yo, personalmente, establecería un mínimo de tanto por ciento para destinar a las fallas porque son las fallas las que hacen que seamos Patrimonio Inmaterial y nos dignifica. No digo que no haya que gastar presupuesto en verbenas, pero la fiesta no puede ser sólo nocturna, a base de música y alcohol.

Se han terminado las Fallas de 2017. ¿Qué hay que cambiar?

No se puede reducir la fiesta a la verbena y que nadie participe de día en pasacalles y despertaes. Hay gente que baja a los casales a la hora de comer o por la noche. Es algo que hay que hablar porque no se puede perder la fiesta.

¿Y lo que más le ha gustado?

La calidad y variedad de las fallas infantiles.

¿Urge actuar en la Ciudad del Artista Fallero?

Me temo que se hará un lavado de cara y pintar fachadas, pero queremos saber el presupuesto de la obra gorda. Hay que analizar si esas naves sirven para hacer fallas o hay que derribar y construir unas nuevas.