Las Provincias
Fallas de Valencia

La suciedad y los orines invaden las calles de Valencia durante las fiestas

fotogalería

Una operaria retirando la basura de una calle. :: manuel molines

  • Los vecinos del centro histórico y Ruzafa aseguran que los equipos de limpieza no daban abasto por el incivismo de los viandantes

No hay refrán más certero que el que dice 'No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia', pero al parecer la moraleja no la han aplicado estas Fallas muchos de los viandantes que iban de plaza en plaza visitando fallas, verbenas o espectáculos.

Asociaciones de vecinos como la de Ruzafa y El Palleter, en la zona de Velluters, lamentaron ayer el nivel de suciedad que se ha generado durante estas fiestas.

El presidente de El Palleter, Ricardo Burguete, explicó ayer que «sí se han visto muchas brigadas turnándose durante todo el día para limpiar las calles, pero el problema es que no daban abasto. Hay que tener en cuenta que ha venido mucha gente a la ciudad y ha faltado un poco de educación. La gente se tomaba un bote de bebida o un bocata y tiraban los restos al suelo. No han tenido en cuenta la necesidad de mantener la ciudad limpia».

Rafael Mampel, de la asociación de vecinos y comerciantes de Ciutat Vella, asegura que Valencia ha tenido dos millones de visitantes «y aunque se haya reforzado la limpieza, ha sido totalmente insuficiente. No se ha previsto bien».

Otro problema añadido ha sido el de los malos olores y los orines. «En los puntos de concentración de actos había urinarios, pero hemos llegado a ver gente que no entraba a estos baños portátiles y prefería orinar en plena calle. Habría que tomar medidas para solucionar este tema», añade Ricardo Burguete.

Y desde la asociación Ciutat Vella, Mampel añade que «ha habido pocos servicios de transporte. Para coger un taxi casi te tenías que pelear para conseguirlo. Y los autobuses y metros iban a reventar. Pienso que ha faltado coordinación entre las distintas concejalías y administraciones porque el paso de ambulancias, en caso de que hubiera pasado algo grave, no sé cómo se hubiera resuelto en calles como Ripalda o Corretgeria».

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, María José Broseta, anunció ayer que para los próximos días preparan un balance con las quejas recibidas de los vecinos de distintos barrios, así como peticiones varias para el próximo ejercicio fallero.

También se pronunció el presidente del Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, César Guardeño, quien lamentó que no se hayan cuidado las ubicaciones de algunos puestos de comida, como el situado junto a la Lonja de la Seda. «Tanto hablar de Patrimonio de la Humanidad y descuidamos un monumento que lo es», resaltó.

A su juicio, ha faltado «coordinación e interlocución» entre las concejalías de Cultura Festiva, Ocupación de Vía Pública y Cultura.

Otro tema mejorable, en opinión de Giovanni Donini, presidente de la asociación de vecinos de Ruzafa-Gran Vía es de la seguridad vial. «Pienso que deberían de estudiar el tema de cortar al tráfico el túnel de la Gran Vía. Sino durante todo el día, al menos en las horas donde hay más aglomeraciones», según Donini.

Añade que «si los vecinos de Ruzafa tienen asumido que la semana de Fallas no mueven el coche, el Ayuntamiento debía de plantearse cortar el tráfico del túnel». También propone que «no estaría mal reducir el tiempo de los semáforos para los coches y aumentar el de los peatones, porque hay muchos que se desesperan y cruzan sin mirar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate