Las Provincias

Fallas de Valencia

La cremà del pirulí de la falla municipal deja un socavón en la plaza del Ayuntamiento

fotogalería

A la izquierda, el socavón tras la cremà. A la derecha, el socavón reparado esta mañana. / LP

  • La combustión de las 10 toneladas de madera de la obra de Manolo García derrite varios metros cuadrados de pavimento

Pasaban las 2 de la madrugada y los restos del 'pirulí' todavía seguín ardiendo ayer en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Las 10 toneladas de madera de la obra de Manolo García tardaron más de una hora en desaparecer, lo que ha provocado la desaparición de varios metros cuadrados de calzada.

La antena de la torre de 41 metros se deshizo en unos pocos minutos gracias a la pirotecnia instalada por Hermanos Caballer, aunque otra cosa fue lo que ocurrió con la estructura de madera del pirulí. Los 10.000 kilos de material pueden considerarse también un récord de volumen de madera en una falla y han tenido como consecuencia la desaparición de una gruesa capa de asfalto y hormigón.

El Ayuntamiento acometió esta misma madrugada la reparación de toda la zona, situada entre la explanada central y la fuente, donde por cierto hay varias paradas de la EMT. Los bomberos tuvieron que subirse a una plataforma de 25 metros de altura para controlar la cremà a todos los niveles. Una de las patas del pirulí se desplomó hacia un kiosko de flores donde no impactó por los pelos.

La enorme cantidad de madera retrasó el final de la cremà más allá de las 2 de la madrugada y los bomberos tuvieron que emplearse a fondo en enfriar con miles de litros de agua las farolas, árboles y focos del entorno.