Un ángel llena de ilusión Monteolivete

Encarna y Emma, farmacéuticas. :: i. m./
Encarna y Emma, farmacéuticas. :: i. m.

El presidente de Zapadores-Vicente Lleó asegura que viven «un año mágico» al coincidir con el 50 aniversario de la comisión infantil

ISABEL DOMINGO

valencia. Monteolivete amaneció ayer con resaca. Y no era para menos pues la fallera mayor infantil de 2017, Clara Parejo Pérez, es vecina de este barrio, de una familia «muy querida y conocida», como coincidieron en señalar vecinos y comerciantes a preguntas de LAS PROVINCIAS. Un clan con gen fallero, pues todos son miembros de la comisión Zapadores-Vicente Lleó, entre cuyos fundadores se encuentra 'Paquito' como era conocido el abuelo de Clara, Francisco Pérez Lluch.

De la nueva representante infantil de las Fallas todos coinciden en señalar su amabilidad, elegancia y saber estar. «Es una niña con ángel», aseguraban María José y Pilar, dos amigas de la familia que ayer se acercaron hasta el domicilio para trasladar en persona su felicitación.

«¡Qué voy a decir si la conozco desde pequeñita! Es un bombón, siempre con una sonrisa. Estamos muy contentos de que sea la fallera mayor infantil», explica Pilar, mientras al patio de la finca siguen llegando ramos de flores. «Y encima es de una falla de barrio, ¡no se puede pedir más», añadió. Una frase que da una idea del sentimiento de arraigo y la ilusión que se respira en el barrio desde este lunes, cuando la gente no dudó en acudir a las puertas del domicilio familiar para aplaudir a Clara cuando salió para ir a casa de la fallera mayor, Raquel Alario.

«Viven aquí de toda la vida y eso se nota porque la gente se conoce», incidió Encarna Parra, de la farmacia con el mismo nombre. «Tenemos más trato con su abuela, que nos dijo hace unos días que estaba muy nerviosa porque su nieta había sido seleccionada para la corte», apuntó al tiempo que relató que en la farmacia conocieron la noticia «por algunos clientes que se mostraban extrañados al ver un coche oficial -el alcalde, Joan Ribó, visitó a la fallera infantil- y motos de Policía Local en la entrada de la calle».

Un día especial

«Se ha levantado muy bien, feliz. Ya está con ganas de arrancar», comentaba su madre, Mabel Pérez, quien explicaba que la pequeña había desayunado «tranquila» en un «día que también es especial». Porque es el día después, el de las felicitaciones. Como la de Antonia Roldán, propietaria de Café Antonina: «No me lo creía cuando lo dijeron. Su abuela bajó ya por la noche y me dio un abrazo. No hay palabras para describir su emoción».

De la nueva fallera mayor infantil, Antonia destaca «su delicadeza y elegancia» además de «su energía positiva». «Le deseo un año inolvidable», resaltó. Muy cerca de este comercio está La Tramusseria, donde Juan Carlos Varela estaba «emocionado» con la noticia. «Clara es increíble, una niña muy despierta y amable», comentó. Los conos de maíz y las olivas con sabor anchoa son sus preferidas. Aunque quien hace la compra es, sobre todo, 'Isabelín', la abuela, muy conocida en los pequeños comercios del barrio.

La alegría también se hizo patente en el colegio salesiano San Juan Bosco, donde tanto Clara como sus hermanos Kiko y Celia cursan sus estudios. Su director, Juan Bautista Peris, explicó el «orgullo» que supone que una alumna sea la fallera mayor infantil. «Es una chica muy dulce, educada, con un trato exquisito y apasionada del arte y la música», dijo.

Exultante estaba el presidente de su comisión, Rubén Ramo. «Abrimos las puertas del casal para celebrarlo. La alegría nos desborda», detalló mientras resaltó que es «un año mágico» para la falla pues la comisión infantil celebra su 50 aniversario y competirá en la sección Especial «donde esperamos quedarnos».

Fotos

Vídeos