Continúan los nacimientos en Bioparc Valencia

Continúan los nacimientos en Bioparc Valencia
Un bebé gorila y una gacela Mhorr, extinta en la naturaleza, se suman al parque
EXTRAS

Marzo ha sido un gran mes para Bioparc Valencia. El parque valencia ha recibido dos buenas noticias en forma de nacimientos: primero con la llegada de Pepe, el cuarto bebé gorila valenciano nacido en sus instalaciones; y con el nacimiento de una gacela Mhorr, uno de los antílopes más bellos de la naturales, que se extinguió en su hábitat y se está recuperando gracias al esfuerzo y cooperación internacional de diferentes instituciones. Un mes lleno de nueva vida y esperanza para la biodiversidad del planeta con el nacimiento de animales pertenecientes a especies muy amenazadas o extintas en la naturaleza.

El pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, Fossey la única de las tres hembras del grupo reproductor de gorilas de Bioparc Valencia que no había sido madre, parió un bebé pocos minutos después de las 16 horas. Desde entonces el comportamiento de la madre y el recién nacido han sido vigilados y supervisados por el equipo técnico y todo se ha producido de forma muy favorable, sin duda ayudada por la excelente relación con los otros integrantes del grupo: el macho Mambie, las otras tres crías y sus madres Ali y Nalani. en brazos de su madreDesde el nacimiento, muchas personas han preguntado por el sexo y nombre de un pequeño gorila no se separa de su madre en ningún momento. El hecho de que el bebé permanezca prácticamente todo el tiempo sobre el pecho de su madre dificulta enormemente la visión y la identificación. Pero, gracias a una fotografía en la que se veía la zona genital, se ha podido confirmar que es macho. Todo el equipo de Bioparc ha vivido este nacimiento como un éxito de la aportación valenciana al Programa Europeo de Conservación (EEP) del gorila occidental de planicie -Gorilla gorilla gorilla-, una de las especies catalogadas en «peligro crítico» por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

La coincidencia con las Fallas y la festividad de San José ha motivado que se le dé el familiar y cariñoso nombre de Pepe. Las otras crías nacidas en Bioparc han recibido nombres relacionadas con la conservación de su especie. Hace cinco años, Ebo fue el primero y fue llamado como un pequeño y valioso bosque de Camerún donde habita un grupo de gorilas que se encuentran en serio riesgo de extinción a corto plazo y donde la Fundación Bioparc participa en un proyecto de conservación. Virunga, nacida el verano de 2016, recibe el nombre del Parque Nacional más antiguo y rico en fauna salvaje de África, hogar de una cuarta parte de los gorilas de montaña del planeta y famoso por la película ‘Gorilas en la niebla’. Mbeli nació el pasado verano y se refiere a uno de los últimos bloques forestales intactos -sin historia de tala- en la cuenca del Congo y un importante bastión para los gorilas occidentales, elefantes y otros mamíferos en peligro de extinción.

Bioparc Valencia está especialmente comprometido con la conservación de gorilas tanto en el parque, como a través de la Fundación Bioparc, que contribuye activamente a su conservación in situ. un icono conservacionistaLa nueva y preciosa cría de gacela Mhorr -Nanger dama mhorr- nació de forma natural y se ha adaptado perfectamente a la manada. Se le puede ver mamar de su madre y corretear junto al resto del rebaño que habita en la Sabana de Bioparc. El grupo reproductor está compuesto por un macho, su progenitora y otras dos hembras y está incluido en el programa EEP de conservación internacional de la especie.

Todos los años desde la llegada de los primeros ejemplares de gacela Mhorr al parque en 2014 se han producido nacimientos de este antílope, que supone un icono conservacionista e impulsa la labor de preservación de esta especie que está extinta en su hábitat natural. Gracias a la cooperación de diferentes instituciones ha podido comenzar a reintroducirse en su entorno y ya se están desarrollando cinco iniciativas en Marruecos, en el Parque Nacional Bou-Hedma y Domaine Royal R’Mila; en Senegal, en la Reserva de Fauna de Guembeul y la Reserva de Fauna de Ferlo Norte; y en Túnez, en el Parque Nacional de Bou Hedma.

Esta preciosa gacela se puede diferenciar del resto en la sabana por su blanco pelaje, cubierto de un color castaño rojizo en su dorso, además de sus característicos cuernos en forma de ese. Presenta esbeltas patas y un largo cuello, este antílope alcanza los 70 kg de peso, siendo la mayor de las gacelas del mundo. Todos los ejemplares existentes hoy en el planeta descienden de un grupo de once gacelas que el profesor José Antonio Valverde rescató del Sáhara. Cabe destacar la labor de este visionario conservacionista conocido como «el padre de Doñana», ya que desarrolló importantes estudios ecológicos sobre el Sáhara español y diversos ecosistemas de la cuenca mediterránea.

Temas

Bioparc

Fotos

Vídeos