Semáforos inteligentes para reforzar la seguridad vial en Pedralba

D.V.Valencia

La Diputació de València reforzará la seguridad vial en Pedralba con la instalación de semáforos inteligentes que regularán el paso de tráileres y camiones. Esta es la respuesta del área de Carreteras a la situación de colapso que hay en la zona y que sirve para dar respuesta a unos vecinos y vecinas que piden soluciones a la espera de que la Conselleria de Medio Ambiente se pronuncie acerca del nuevo trazado de la variante que resolvería el problema de tráfico existente en la vía.

«La Diputació no se va a quedar de brazos cruzados a la hora de priorizar la seguridad y la comodidad de los usuarios», ha aseverado el responsable de Carreteras, Pablo Seguí. «Somos plenamente conscientes de que esta no es la solución definitiva y estamos convencidos de que Pedralba necesita una variante, pero es nuestra obligación dar respuesta a los vecinos y vecinas», se ha referido el diputado a los usuarios que sufren cada día las condiciones de este tramo de carretera que aguanta un tráfico por encima de los 1.500 vehículos al día.

Una solución global

La travesía de Pedralba en la carretera CV-377 viene definida por unas características geométricas muy limitadas que, unido al elevado tránsito de vehículos pesados y a la ubicación de la zona comercial y de servicios, hacen que se produzcan situaciones problemáticas en el cruce de dos vehículos, especialmente los pesados. La instalación de estos semáforos pretende evitar determinadas situaciones que en la actualidad suponen un auténtico quebradero de cabeza para los conductores.

Con esta inversión de 83.000 euros, la Diputació instalará un sistema láser de última generación que detectará el volumen y tipología de cada vehículo y evitará que se produzca el ‘colapso’ del tramo, como cuando dos camiones atravesaban la vía al mismo tiempo. Ahora, este láser inteligente escaneará cada vehículo y detectará cuál es el volumen máximo que este puede tener sin que el tramo quede bloqueado, enviando una orden al semáforo contrario para ponerse en rojo, y a la inversa.

Además, mediante los mismos contratos de conservación y mantenimiento y tras la fase de testeo de los dispositivos que han comenzado a instalarse, se procederá a la reurbanización de la calle para habilitar una nueva zona de aparcamiento cercana, liberando así los márgenes de la travesía.

Fotos

Vídeos