Rocafort

El municipio celebra la festividad de su patrón con las calderas

Una imagen retrospectiva de las calderas./LP
Una imagen retrospectiva de las calderas. / LP
REDACCIÓN.

Rocafort ha honrado este fin de semana a su patrón, San Sebastián, con la tradicional celebración vecinal en la que los rocafortanos se reúnen para disfrutar de las clásicas calderas de arròs amb fesols i naps. La fiesta popular, en la que se sirvieron más de 400 raciones de comida, se vivió ayer en un ambiente de compañerismo y convivencia, propio de una celebración tan querida y emblemática como la de San Sebastián.

Al igual que el año pasado, la reunión volvió a celebrarse en el polideportivo municipal, mientras que las calderas se cocinaron al aire libre. La gestión y organización de la comida corrió a cargo de la concejalía de Cultura y Fiestas, con la colaboración de la Junta de Moros y Cristianos del municipio, especialmente de la filà de mujeres Nezayem. Los fondos recaudados con las raciones se han destinado precisamente a los Moros y Cristianos que, durante los últimos años, se ha convertido en una cita imprescindible de las Festes Majors del mes de agosto en Rocafort.

También, ayer por la mañana, hubo chocolatada para todos, especialmente dirigidaal disfrute de los más pequeños, en la plaza de la Llotgeta, donde se celebró otra festividad tradicional, la de San Antón, con la tradicional bendición de animales y un mercado solidario. Por su parte, el sábado, día de San Sebastián, se ofició misa en su honor y después, la procesión.

Fotos

Vídeos