Las Fallas de la igualdad

Los responsables de la Diputació de València con la fallera mayor, Rocío Gil./Abulaila
Los responsables de la Diputació de València con la fallera mayor, Rocío Gil. / Abulaila
El presidente de la Diputació, Jorge Rodríguez, y la fallera mayor de València, Rocío Gil, coinciden en «el potencial de la fiesta para transmitir valores sociales»
D.V.

La Diputació de València ha reunido este año a cerca de 3.000 falleras y falleros en la tradicional recepción que abre cada año la semana grande de la fiesta en la plaza de Manises. Este acto, «muy querido por el colectivo fallero porque puede compartir una matinal festiva con la fallera mayor de València y su Corte de Honor», según explica el presidente, Jorge Rodríguez, ha servido este año para proclamar la apuesta de la corporación por la igualdad.

«Igualdad entre hombres y mujeres, pero también entre municipios y personas», ha continuado Rodríguez, que ha puesto en valor «esta fiesta abierta y participativa a la que cada año están invitadas las cerca de 900 comisiones falleras del ‘cap i casal’ y las comarcas valencianas». Una recepción que en esta ocasión ha servido para que «la Diputació y las Fallas lancemos un grito unánime en favor de la igualdad entre personas, sea cual sea su género y procedencia».

Las Fallas de la Igualdad se han escenificado durante toda la semana festiva en los monumentos de la capital y los municipios valencianos, donde han lucido los estandartes con el lema ‘Som Igualtat’ que la Diputació entrega a las comisiones en paralelo a la ayuda que cada año concede al colectivo fallero con motivo de la fiesta.

3.000 falleras y falleros participan en la tradicional recepción en la Plaza de Manises

La Diputació, que entre su personal cuenta con un 60% de mujeres, insta a las falleras y falleros a colocar estos banderines en sus monumentos y después en los casales, con el objetivo de «hacer visibles mensajes como el de la igualdad o el rechazo a la violencia de género».

Para Rodríguez, «las Fallas son un potente vehículo de transmisión de valores sociales», y este es el único requisito del actual gobierno provincial para conceder la ayuda que cada año destina la corporación a las comisiones falleras de la provincia.

La fallera mayor de València, Rocío Gil, ha coincidido con el presidente de la Diputació en «el potencial de las Fallas para concienciar a la sociedad sobre determinados valores, como es la lucha por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres». Rocío Gil ha agradecido a la Diputació que implique a las comisiones falleras en estas campañas de sensibilización «para que todos podamos vivir en una sociedad más justa e igualitaria».

Rocío Gil ha celebrado «la organización de esta recepción multitudinaria en la que tenemos la oportunidad de compartir una jornada festiva muy cercana con todas las falleras y falleros» y ha insistido en el mensaje que comparte con la Diputació, adaptándolo al colectivo fallero: «La mujer juega un papel fundamental en las Fallas».

Fotos

Vídeos