Comienza la búsqueda en la fosa 22 de Paterna de 39 fusilados en el franquismo

Rosa Pérez Garijo, Miguel Mezquida y Amelia Hernández en la fosa 22. /
Rosa Pérez Garijo, Miguel Mezquida y Amelia Hernández en la fosa 22.
D. V.

Los arqueólogos se afanaban bajo el cielo encapotado, en la fosa 22 del cementerio de Paterna, dando inicio a las excavaciones que pretenden encontrar los cuerpos de 39 fusilados durante la represión franquista. Las obras, financiadas por la Diputació de València, son el comienzo también de las numerosas actuaciones en materia de memoria histórica que se llevarán a cabo durante 2018 con un presupuesto de 626.000 euros.

«Continuamos con nuestro trabajo de dignificar este país, que no puede considerarse democrático si todavía tiene las cunetas y los cementerios llenos de fosas comunes», se ha lamentado la titular de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo. La diputada se ha reunido con los descendientes de las víctimas y ha señalado que, en sus palabras, «compartimos la alegría de las familias que pensaban que no iban a vivir este momento, un momento que se ha demorado demasiado».

Los trabajos de excavación y exhumación de la fosa común, a cargo del equipo de ArqueoAntro, se prolongarán durante los próximos dos meses. «En una semana esperamos llegar a los restos de los represaliados, ubicados bajo los cuerpos de enterramientos ordinarios», ha explicado el arqueólogo Miguel Mezquida.

Una vez finalizados los trabajos de campo, se enviarán las muestras a la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, donde se estudiarán los restos y signos de violencia. «Tras este proceso, una empresa genética hará los cotejos de las muestras de ADN con las más de 12 familias involucradas en el proceso”, ha detallado el arqueólogo de ArqueoAntro. Cotejos que, junto con los estudios arqueológicos y antropológicos, permitirán la individualización e identificación completa de los restos de las víctimas para ser devueltas a sus parientes.

«A mi abuelo lo fusilaron con sólo 23 años, junto con otras 38 personas. El sueño de mi padre ha sido siempre encontrarlo, y ahora mi misión es localizar a los familiares de las víctimas para que puedan hacer lo mismo”, ha contado Amelia Hernández, nieta de Manuel Hernández Sáez, impulsora de los trabajos y presidenta de la Asociación por la Memoria Histórica de Carlet.

Fotos

Vídeos