Fevecta reclama al Ministerio de Empleo mayor seguridad jurídica

Malena Riudavets, Juan Antonio Pedreño y Emilio Sampedro, reunidos con Carmen Casero. /LP
Malena Riudavets, Juan Antonio Pedreño y Emilio Sampedro, reunidos con Carmen Casero. / LP
Sampedro y Pedreño piden que se corrijan dos situaciones de clara discriminación para los socios trabajadores de las cooperativas
REDACCIÓN.

El presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la Comunitat Valenciana (Fevecta), Emilio Sampedro, junto al presidente de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (Coceta), Juan Antonio Pedreño, y la vicepresidenta de la entidad, Malena Riudavets, mantuvieron una reunión con la directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la RSE del Ministerio de Empleo, Carmen Casero, para abordar algunas mejoras necesarias para el sector.

En relación con las cooperativas llamadas ‘paraguas o de facturación’, Carmen Casero trasladó la firme voluntad del Ministerio de Empleo de acabar con las empresas de este tipo que actúan de manera fraudulenta en todo el ámbito nacional. Los representantes de las cooperativas de trabajo han pedido a la directora general abordar de raíz el problema, ofreciendo una solución dentro de la ley a los autónomos para que puedan cotizar de forma parcial o en función de su facturación, al igual que ya ocurre en otros países de nuestro entorno.

Estas cooperativas ‘paraguas o de facturación’ que han llegado a publicitarse como una opción válida, legal y ventajosa para profesionales freelance o autónomos, ofrecen a estos profesionales formar parte como socios de la empresa a cambio de una cuota de ingreso y, en ocasiones, también de unas cuotas periódicas y, a partir de este momento, poder darse de alta y de baja en la Seguridad Social de manera intermitente y en función de las necesidades de facturación de cada profesional. Lo que ocurre es que estas personas no siempre llegan a saber que son socias de una cooperativa y las obligaciones y derechos que de ello se derivan.

Hay empresas de este tipo en todo el territorio nacional y casi siempre adoptan la fórmula cooperativa de trabajo asociado, incumpliendo tanto la legislación que regula esta forma cooperativa como, frecuentemente, la normativa laboral y de Seguridad Social. La razón es que las cooperativas de facturación se utilizan como mero instrumento para que trabajadores cuya actividad no es continua puedan tener cobertura en Seguridad Social sólo por días concretos, lo cual ni es el objeto de una cooperativa de trabajo ni está permitido por nuestro sistema de Seguridad Social.

Ámbito laboral

En el ámbito laboral, Emilio Sampedro y Juan Antonio Pedreño han reclamado que se corrijan dos situaciones de clara discriminación para los socios trabajadores de empresas cooperativas. Se trata, por un lado, de la imposibilidad de que en algunas comunidades las cooperativas puedan suscribir contratos de relevo con personas desempleadas, circunstancia que podría afectar a la Comunitat Valenciana a partir de 2018 y que Carmen Casero se comprometió a estudiar.

Por otro lado, se ha pedido que se establezca una instrucción desde el Ministerio de Empleo para que no haya duda en cuanto a la asimilación de los socios de cooperativas como trabajadores por cuenta ajena en cuanto a las dietas y la aplicación de deducciones por discapacidad en el IRPF. En los últimos tiempos se han denegado algunas de estas deducciones de manera arbitraria lo que está generando mucha inseguridad jurídica en este ámbito. A este respecto, la propia Universidad de Valencia está elaborando un informe en el que se argumenta esta situación de desamparo para muchos cooperativistas, que será remitido a los responsables del Ministerio a la mayor brevedad para tratar de dar solución lo antes posible a este colectivo de trabajadores.

Fotos

Vídeos