Som Energia crea parques fotovoltaicos en suelo rústico

Campos de energía eólica para la producción de electricidad./DM
Campos de energía eólica para la producción de electricidad. / DM
La cooperativa, que colabora con la empresa valldeuxense Heliotec, produce electricidad en toda España a partir de fuentes renovables
LPCastellón

Producir energía eléctrica en instalaciones de generación a partir de fuentes renovables (sol, viento, biogás, biomasa, etcétera) es la misión de la cooperativa Som Energia, que recientemente ha firmado un acuerdo con la empresa Heliotec de la Vall d’Uixó.

De esta manera, ambas entidades emprenden un proyecto conjunto con el fin de impulsar parques fotovoltaicos en parcelas rústicas que se encuentren abandonadas. Para ello, Som Energia buscará suelo rústico improductivo en la Comunitat Valenciana con el objetivo de darle un uso con la construcción de propuestas fotovoltaicas de entre 2 y 5 megavatios, conectados a la red eléctrica para su posterior distribución y comercialización a los cooperativistas y usuarios de Som Energia. Som Energia genera actualmente el 5 % de esta energía solar y planea con la colaboración con Heliotec incrementar este porcentaje de manera considerable.

Placas fotovoltaicas.
Placas fotovoltaicas. / DM

Heliotec es una de las firmas pioneras en el sector de las renovables y forma parte de la asociación empresarial valenciana de Avaesen. Además de la energía fotovoltaica, la empresa también ofrece la solar térmica, eólica, hidráulica, biomasa y proyectos de eficiencia energética. La cooperativa, presente en diferentes ciudades de España gracias a sus distintos grupos locales, surge para dar respuesta al modelo energético actual, basado en combustibles fósiles, y convertirlo en un modelo 100% renovable. «Gestionamos, compramos y facturamos la electricidad que usan los socios y socias que han querido contratarnos como comercializadora de electricidad verde, según los certificados de garantía de origen.

Los socios particulares y empresas pueden contratar la luz con nosotros sin tener que hacer cambios técnicos en la instalación», manifiestan desde la organización. De esta manera, Som Energia está al servicio de los socios de manera eficiente, transparente y responsable. «Cualquier particular, empresa o administración pública que comparta los valores de Som Energia puede unirse a la cooperativa», destacan desde la entidad. Muchos son los socios que, además, colaboran voluntariamente aportando sus conocimientos y energía a las secciones territoriales, así como los grupos locales y la plataforma de nombre homónimo.

UNA META QUE CUMPLIR

Som Energia nace con el fin de impulsar un modelo energético renovable, eficiente y en manos de la ciudadanía; favorecer el crecimiento de una economía más social y solidaria y romper con el oligopolio energético existente.

Y es que cooperativas renovables, como es el caso de Som Energia, favorecen el ahorro y la eficiencia entre sus miembros, que hacen un uso más racional y terminan reduciendo su factura. Una conclusión que se extrae del resultado obtenido en el primer análisis cuantitativo llevado a cabo dentro del proyecto europeo REScoopPlus, en el que Som Energia participa junto con otras cooperativas europeas. Así, el estudio muestra que los miembros de estas cooperativas consiguen ahorrar más energía que las personas que no lo son. También destaca que las que han tomado medidas han reducido su consumo en una media de un 50% gracias a la instalación de células fotovoltaicas. Otro resultado positivo se da gracias a la implementación de los contadores ‘inteligentes’. La cooperativa cuenta con más de 40.000 socios en toda España y más de 65.000 contratos.

Fotos

Vídeos