Consum se propone contaminar menos en el reparto de la compra

Una de las furgonetas utilizadas en el reparto./LP
Una de las furgonetas utilizadas en el reparto. / LP
REDACCIÓN

Consum ha puesto en marcha junto con el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) el proyecto Cool Routing con el objetivo de «minimizar la contaminación en el reparto de la compra a domicilio».

Con este programa, en fase piloto, se consigue minimizar el impacto ambiental que producen los vehículos a motor dentro de las ciudades, según ha informado la cooperativa, que junto con los dos institutos tecnológicos y la empresa Cade Logisitics, ha empezado las entregas de compra a domicilio, en el centro histórico de Valencia, con un vehículo eléctrico ‘0 emisiones’ que emplea esta tecnología, tanto para moverse como para refrigerar la carga.

Consum ha explicado que con este tipo de transporte «se pretende mejorar la calidad de vida en la ciudad, reduciendo la contaminación, las emisiones de gases y el ruido ambiental».

Gracias al proyecto, se mejorará el transporte de mercancía refrigerada con el uso de vehículos eléctricos. Cool Routing es capaz de planificar y visualizar las rutas «en tiempo real» así como todos sus parámetros, porcentaje de batería restante, temperatura de la carga y de la cabina.

El equipo desarrollado también está compuesto de una herramienta de ayuda para el repartidor con información sobre el vehículo, los pedidos y el estado de la mercancía. Cool Routing está cofinanciado por la Generalitat Valenciana a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través de la convocatoria de apoyo a Institutos Tecnológicos.

Consum es la única empresa de distribución con la herramienta de cálculo de su Huella de Carbono certificada y registrada en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), por segundo año consecutivo.

La cooperativa trabaja para minimizar sus efectos sobre el entorno. En 2016, disminuyó su huella de carbono un 4,8% respecto al año anterior, sobre todo, por la incorporación de gases refrigerantes menos contaminantes en las nuevas aperturas. Los nuevos supermercados Consum cuentan con un modelo pionero de instalaciones frigoríficas.

Fotos

Vídeos