Agriconsa, el transformador de productos agrícolas en industriales

Trabajadoras de Agriconsa seleccionan los gajos de mandarinas que irán a la conserva./F. García
Trabajadoras de Agriconsa seleccionan los gajos de mandarinas que irán a la conserva. / F. García
«No hay otra empresa en España que combine la conserva y el zumo, en ese sentido somos únicos», afirma José Juan Felici
JAVIER FALOMIR

La empresa Agriconsa (Agricultura y Conservas, S. A.) se constituyó en 1990 con la aportación de 500 millones de pesetas de entidades cooperativas de la comarca de La Ribera y con 400 millones de la Generalitat Valenciana (actualmente conserva el 33% de la titularidad). Ese medio centenar de cooperativas agroalimentarias fundacionales estuvieron encabezadas por la líder del sector, la cooperativa de segundo grado Anecoop, que sigue al frente de la empresa.

«Su fórmula jurídica es una sociedad anónima en la que los accionistas mayoritarios son cooperativas», comenta José Juan Felici, director de Agriconsa desde su fundación, hace ya 27 años.

La principal actividad de la firma es la elaboración de conservas de frutas (fundamentalmente gajos de mandarina) y zumos no concentrados, principalmente de cítricos. «Transformamos la producción agrícola que se destina a la industria, bien para zumos o bien para conservas. Durante un tiempo también hicimos conserva de alcachofas y otras verduras, pero es una línea de producción que hemos abandonado», afirma el director de Agriconsa.

Los más de 100.000 agricultores de las cooperativas asociadas repartidas por toda la geografía española permiten a Agriconsa disponer de unas frutas de gran calidad. Frutas que suministran el 50% de la producción nacional de mandarinas satsumas, excelentes para la conserva de gajos, y más del 25% de naranjas y otros cítricos para la elaboración de zumos. «En el caso de la mandarina, Agriconsa elabora anualmente unas 50.000 toneladas de zumo del total de 200.000 que se hacen en toda España», apunta Felici.

La compañía, con sede en Algemesí, está bien capitalizada gracias al progresivo aumento de su facturación que ha supuesto un incremento del 17% en las últimas temporadas, y que «este año ha llegado a los 58 millones de euros», según confirma José Juan Felici, quien asegura además que «prácticamente el 95% de la producción se exporta». «Es por eso que durante los años más duros de la crisis apenas notamos un descenso en nuestra facturación puesto que prácticamente todo el producto va al extranjero». En este sentido, su emplazamiento en el centro de una red vial y de comunicaciones que llevan a Europa mediante la AP-7, y a tan sólo 30 kilómetros del puerto de Valencia facilitan su labor exportadora. «Yo he visto como las ventas no han parado de crecer año tras año. Además, somos la única empresa de España que combina la elaboración de zumos con la de conservas, en eso somos los únicos en este país», dice Felici.

Empleo e investigación

«En el momento de máxima producción Agriconsa da empleo a 1.200 personas, aunque es un trabajo estacional y en verano lo que hacemos es sacar al mercado la producción», añade.

La organización cooperativa de la empresa y las amplias zonas de cultivo que abarca, permiten garantizar la cantidad suficiente de materia prima para cubrir las necesidades de sus clientes. El director de Agriconsa precisa que todas las cooperativas que forman parte de la empresa «son de la Comunitat Valenciana, si bien Anecoop tiene asociadas en Murcia y Andalucía, que también aportan cítricos de calidad para la elaboración de los zumos y las conservas».

Una de las claves de la empresa para conseguir productos de calidad es estar «a pie de campo, desarrollando nuevos sistemas de cultivo y nuevas variedades, siguiendo la evolución de cada cosecha, seleccionando las mejores frutas y hortalizas y recolectándolas en su óptimo momento de madurez, para obtener la mejor calidad en nuestros productos envasados».

Agriconsa investiga, define y controla las materias primas y el procedimiento productivo. Y cuenta con unas modernas plantas de fabricación de conservas, cuyos procesos utilizan la más avanzada tecnología. El programa se inicia con la labor de los jefes de campo, que vigilan la evolución de los cultivos y coordinan, junto con las cooperativas, la recolección y suministro de la materia prima según normas internas de calidad. El proceso tiene continuidad en la planta del parque Pepe Miquel de Algemesí, donde se realizan diversos controles durante el proceso de fabricación, previos a los análisis de producto acabado.

Agriconsa integra los procesos de producción agrícola, industrialización y comercialización para resultar más competitiva. La empresa intenta, además, estar en permanente contacto con su clientela realizando múltiples viajes y visitándoles personalmente.

Fotos

Vídeos