Vista panorámica del hemiciclo de Les Corts. :: txema rodríguez
Vista panorámica del hemiciclo de Les Corts. :: txema rodríguez

PSPV y Compromís abren la puerta a que TVV obligue a recortar gasto social

  • Los dos partidos votaron en contra de una resolución del debate de política general que pedía garantizar que no se produciría esa situación

La segunda jornada del debate de política general celebrado la semana pasada en Les Corts se prolongó hasta la madrugada. El debate y votación del más de un millar de propuestas de resolución presentadas por los grupos parlamentarios mantuvo a los parlamentarios 'atados' a sus escaños hasta bien entrado el viernes. Además del cansancio físico propio de una interminable jornada en el hemiciclo, el nuevo sistema de votaciones estrenado para el debate no facilitó las cosas a los diputados. Los diputados del grupo parlamentario de Podemos, sin ir más lejos, cometieron algún error en sus votaciones, y así lo pusieron de manifiesto.

Entre las propuestas de resolución aprobadas en el debate de política general -además de la que contó con el apoyo del conjunto de grupos de la Cámara y que pidió la renuncia como senadora de la exalcaldesa Rita Barberá-, figura una iniciativa del PP valenciano que resultó aprobada gracias a los votos de Ciudadanos y a los de Podemos.

El texto de la propuesta alude a la puesta en marcha de la nueva RTVV y emplaza al Gobierno valenciano a «garantizar que la puesta en marcha (de la futura Canal 9) no va a suponer una desatención de las necesidades de gasto para la correcta prestación de los servicios públicos de sanidad, educación y bienestar social y que por lo tanto, no va a haber ningún recorte cualitativo ni cuantitativo en la prestación de los mismos». Es decir, la iniciativa trataba de garantizar que la apuesta del Gobierno valenciano por recuperar Canal 9 -un proceso que en la actualidad se encuentra encallado por la falta de acuerdo entre los grupos para pactar la composición del consejo rector- no implicara en ningún caso que alguna de las partidas del presupuesto dedicadas a gasto social pudiera verse recortadas.

La propuesta del PP contó con el voto favorable de Ciudadanos. Y también con el de Podemos, que fue determinante para que la iniciativa terminara siendo aprobada. En contra votaron el PSPV y Compromís.

La postura de ambos partidos deja abierta la puerta a que la eventual puesta en marcha del nuevo ente sí que pudiera acarrear algún tipo de recorte en el gasto social. Un escenario de delicada explicación y que difícilmente un Ejecutivo que asegura hacer de las políticas sociales su principal bandera podría justificar.

La votación de la iniciativa de los populares resulta más significativa porque el ministerio de Hacienda que dirige en funciones Cristóbal Montoro ya ha expresado su sorpresa por el hecho de que una autonomía como la valenciana, con una deuda que supera los 41.000 millones de euros y que no podría sobrevivir si no contara con el oxígeno financiero que le facilita el Ejecutivo central a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y del plan de pago a proveedores, impulse la recuperación de su televisión autonómica, con el aumento del gasto que implicará sí o sí su puesta en marcha. Reconocer -aunque sólo sea a través de una votación de madrugada en el Parlamento valenciano- que los fondos podrían llegar a detraerse del gasto social constituye un hecho significativo.

Desbloqueo

En todo caso, el gasto que conlleve la eventual puesta en marcha de la nueva televisión vendrá sujeto a que el proceso para su puesta en marcha pueda desbloquearse. El veto de Podemos y Compromís a la candidata del PP Maite Fernández se encuentra en el origen de una situación de práctico estancamiento de la negociación. El nombre del letrado de Les Corts Enrique Soriano como candidato a presidente parece contar con el respaldo de todos los grupos. Pero la posición de esos dos grupos respecto a la consejera popular provocó que la negociación se aplazara hasta después del debate de política general. Tal y como ha venido informando este diario, los contactos entre los grupos para desencallar esa situación no han superado la línea de la charla informal en los pasillos de la Cámara. Las direcciones de los partidos no han establecido ningún contacto formal, quizá a la espera de encontrar una fórmula que permita hilvanar la negociación del consejo rector de RTVV con la renovación del Consell Jurídic Consultiu. La hoja de ruta del Consell pasa por poner en marcha, aunque sea en periodo de pruebas, la nueva Canal 9 tan pronto como sea posible.