Puigdemont insiste en que el mandato de las urnas es que él sea presidente

Torrent y el expresident se reúnen en Bruselas a pesar de que el Gobierno había cerrado la oficina donde se iban a ver en un primer momento

AGENCIAS
AGENCIASMadrid

Carles Puigdemont y el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, se han reunido en Bruselas a pesar de que el Gobierno español ha cerrado la oficina de la Generalitat en la capital europea. Finalmente el encuentro se ha producido en un céntrico edificio de la ciudad belga, en concreto, la sede de los partidos afines al nacionalismo en Europa.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont insistió hoy en que el mandato de las urnas, surgido de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, es que él sea el presidente del Ejecutivo catalán en un acto de investidura que dijo que "lo ideal" es que fuera "presencial".

Puigdemont mantuvo una reunión con el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, para analizar las opciones de investidura y tras la que el nuevo líder de la cámara catalana señaló que "lo que le conviene al país" es que "lo más rápidamente posible" haya un gobierno catalán "posible y eficaz desde el minuto uno".

Torrent afirma que le ha trasladado a Puigdemont que "lo que conviene al país" y "por lo que trabajará" es que haya "lo más rápidamente un Gobierno posible y eficaz". "Se necesita un Gobierno (de la Generalitat) que pueda trabajar desde el minuto uno", dijo el presidente del Parlament catalán, de ERC, quien añadió que "deben recuperarse las instituciones de las manos del 155".

El presidente del Parlament catalán dijo que los servicios jurídicos de la cámara ya están estudiando qué acciones legales se pueden emprender en contra del hecho de que no se haya podido reunir en la oficina de la Generalitat en Bruselas, situación que ha calificado de "muy grave".

"Delante de la voluntad de dialogar con el Gobierno de Mariano Rajoy, no solo recibimos un no por respuesta, sino que no nos permite reunirnos", lamentó Torrent, quien dijo que con esa prohibición "se vulneran los derechos fundamentales de Puigdemont y los consejeros no solo desde la óptica del marco legal español, sino también desde el marco legal belga".

Torrent también quiso dejar claro que su encuentro con los huidos en Bélgica se produce "dentro de la normalidad democrática" si bien el hecho que tenga que producirse en Bruselas "es lo que no es normal".

Fotos

Vídeos