Un pura cepa del independentismo para sustituir a Forcadell

Un pura cepa del independentismo para sustituir a Forcadell

El candidato a presidir el Parlament, sin cuentas con la justicia, defendió la vía unilateral en la campaña del 21-D

A.A.

Esquerra ha optado por sangre nueva para dirigir en la Mesa del Parlament, donde si todo sale según lo previsto este miércoles el independentismo renovará su control en el máximo órgano de la Cámara catalana, esencial la pasada legislatura en el fallido desarrollo del ‘procés’.

Roger Torrent (Sarria del Ter, 1979) es el elegido para sustituir a Carme Forcadell. Ella, que llegó a la Presidencia tras liderar la ANC, pertenece a la vieja guardia de Esquerra y Torrent es una de las jóvenes promesas republicanas, pero a ambos les une su fervor independentista.

El candidato a dirigir el Parlament es licenciado en Ciencias Políticas y tiene un máster en estudios territoriales y urbanísticos. Desde 2007 es alcalde de Sarrià de Ter, donde en las pasadas elecciones municipales obtuvo un respaldo del 70% de los votos. Entró en la ejecutiva de ERC de la mano de Oriol Junqueras y pronto se convirtió en mano derecha de Marta Rovira, la número dos del partido, que ahora atraviesa por horas bajas debido a los malos resultados del 21-D. El prestigio de Torrent dentro de su formación es incuestionable. Pese a su juventud, en la pasada legislatura ya ejerció como portavoz adjunto de Junts pel Sí.

Además de su probado independentismo Torrent cumple con dos requisitos. El primero, no tener cuentas pendientes con la justicia, tal y como Forcadell reclamó cuando renunció a repetir en el cargo. La segunda exigencia era que el candidato proviniese de dentro del partido, algo que no cumplía el exsocialista Ernest Maragall, quien sonó para el puesto. Pero Esquerra también se enfrenta a un enorme riesgo: el de quemar a uno de sus activos de futuro ante la justicia.

De momento, las primeras palabras de Torrent tras ser designado candidato no apuntan precisamente a grandes cambios con respecto a la anterior legislatura. «Si obtengo la confianza mayoritaria de la Cámara, será un honor suceder en el cargo a Carme Forcadell, que ha defendido como nadie esta institución y trabajaré para estar a su altura», adelantó el que puede ser el president más joven del Parlament. El hecho de que durante la campaña para el 21-D defendiera la vía unilateral a la independencia tampoco apunta a grandes cambios.

Fotos

Vídeos