Puigdemont se enfrenta al PDeCAT y no renuncia a la vía unilateral

Carles Puigdemont./Efe
Carles Puigdemont. / Efe

El expresidente de la Generalitat se radicaliza y afirma que los exconsejeros no han acatado el 155

CRISTIAN REINOBarcelona

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, huido en Bruselas, ha roto esta mañana con la línea ideológica marcada por el PDeCAT para estas elecciones y se ha mostrado partidario de insistir en la vía unilareral en la próxima legislatura. Aunque Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, afirmó días atrás que la unilateralidad es una "pantalla pasada", Puigdemont ha afirmado esta mañana en una entrevista publicada por el nacional.cat que el independentismo "no renuncia" a ningún camino. "Yo siempre he privilegiado la bilateralidad en la demanda de referéndum pactado", ha dicho. "¿Significa que hay que excluir otras vías? No, de ninguna manera", ha señalado. Su argumento es que el Estado ya actúa de manera unilateral cuando aplica el 155 y por la misma regla de tres el soberanismo no debe "renunciar a nada".

Puigdemont ha afirmado además que el resultado del 1-O "sigue vigente" porque "no ha estado desautorizado por ninguno". Y ha negado además que los exconsejeros catalanes que están en prisión o los dirigentes soberanistas que evitaron la cárcel hayan acatado el 155. "Si alguno piensa que hemos acatado el 155 y que nos parece bien, es que no ha oído a los consejeros. No hay que confundir con una legítima estrategia de defensa", ha rematado.

Posteriormente, y tras las declaraciones que el expresidente de la Generalitat realizó ayer en las que apuntaba a que los catalanes deberían decidir si quieren seguir en la UE, Puigdemont ha asegurado hoy en dos tuits que "el catalanismo es indudablemente europeísta" y ha asegurado que siempre lo ha sido y que lo seguirá siendo en el futuro.

El expresidente ha explicado este lunes que lo que quiere es una Europa "más integrada, más próspera, más democrática y más comprometida", y ha pedido conjurarse para mantener vivos estos valores. "El caso catalán es una oportunidad para avanzar hacia una Unión Europea más fuerte donde la ciudadanía tenga cada vez más poder de decisión y los Estados tengan menos", ha concluido, asegurando que éste es el verdadero espíritu europeo.

Precisamente este lunes, ERC ha considerado innecesario la celebración de un referéndum sobre la permanencia en la UE, y ha defendido que hay que introducir cambios en la Unión, pero no salir de ella.

Fotos

Vídeos