Arrimadas advierte a Puigdemont de que «hay que estar en Cataluña» para gobernar

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por </p><p>Inés Arrimadas y Toni Roldán, ayer, durante la reunión del Comité Ejecutivo de la formación naranja. /Efe
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por </p><p>Inés Arrimadas y Toni Roldán, ayer, durante la reunión del Comité Ejecutivo de la formación naranja. / Efe

La líder de Ciudadanos insiste en que el reglamento del Parlament no permite investir como presidente de la Generalitat a una persona que no esté presente en ese momento en el hemiciclo

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

"No se puede ser presidente holograma". La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha vuelto a desechar este miércoles cualquier posibilidad de investir telemáticamente al candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, al que ha advertido de que "no está por encima de nadie".

Para la ganadora del 21-D, el reglamento del Parlament no deja lugar a dudas y el presidente de la Generalitat tiene que presentar su proyecto "en persona". "No valen otras lecturas", ha insistido. Así el acuerdo al que la secretaria general de Esquerra Republicana, Marta Rovira, habría llegado anoche con el propio Puigdemont en Bruselas implicaría "saltarse de nuevo las reglas". "La realidad es muy tozuda", ha reiterado, y una persona "huida de la Justicia" que no está físicamente en Cataluña no puede presidir la Generalitat.

A tan solo siete días de que se constituya la Mesa, Arrimadas ha pedido a los independentistas que "dejen de denigrar" a la Cámara autonómica y ha advertido de que "llegará un momento en el que no puedan aguantar esta mentira". Por ello, Ciudadanos seguirá "dando la batalla" para evitar volver a repetir lo que ha pasado en Cataluña aunque no cuentan con los apoyos suficientes para hacerse con el control del Parlament. Los comunes de Xavier Domènech han cerrado esa puerta. "Había una posibilidad remota y nos han dicho un no rotundo", ha reconocido Arrimadas.

MÁS INFORMACIÓN

Representantes de Ciudadanos y Catalunya en Comú Podem se reunieron ayer por la tarde en un intento de los naranjas por buscar la complicidad de la formación de Ada Colau para conseguir la Presidencia de la Cámara catalana. Domènech ya prometió en la campaña electoral que los votos de sus diputados no servirían para hacer presidente a Puigdemont ni a Arrimadas y no ha cambiado de guión. "Los señores de Podemos siempre que pueden están al lado de los soberanistas", ha subrayado la dirigente naranja, que sin el respaldo de los comunes ve inviable su posible investidura. "Entiendo la premura pero los números no dan", le ha recordado al PP y al PSC, que presionan a la dirigente liberal para dar el paso y presentar su candidatura.

En una entrevista en Telecinco, la líder de Ciudadanos en Cataluña se ha referido también a la dimisión de Artur Mas como presidente del PDeCAT y ha expresado su deseo de que lo hubiera hecho hace años, porque él inició el proceso independentista creyendo que era "el Moisés que tenía que conducir a Cataluña al paraíso".

Fotos

Vídeos