Las Provincias

Un grupo de jóvenes durante una de las visitas.
Un grupo de jóvenes durante una de las visitas. / LV

El MUPE inicia un plan para dar a conocer los fósiles

  • El recorrido comienza en la basílica de Santa María y finaliza en el MUPE, y se podrán descubrir además fósiles de erizos de mar, antiguos cefalópodos o algas

El Museo Paleontológico de Elche (MUPE) ha puesto en marcha un nuevo programa de rutas paleourbanas gratuitas para dar a conocer los fósiles de la ciudad a los jóvenes de entre 18 y 30 años.

Con la colaboración de la Diputación de Alicante, el trayecto consta de cinco paradas a lo largo de la ciudad para dar informar de las rocas ornamentales empleadas en los edificios y el patrimonio paleontológico escondido en ellas.

Durante el recorrido, que comienza en la basílica de Santa María y finaliza en el MUPE, se podrán descubrir además fósiles de erizos de mar, antiguos cefalópodos o algas, según han destacado fuentes del museo ilicitano en un comunicado.

La iniciativa pretende acercar a los jóvenes el patrimonio geológico urbano de Elche desde una perspectiva diferente. Se trata de una alternativa de disfrute de la cultura y la ciencia, así como un plan de ocio diferente de la mano de un museo único en la provincia de Alicante.

Este museo dio a conocer hace unos días un nuevo proyecto educativo con el que pretende acercar el mundo de los dinosaurios a los niños que se encuentran hospitalizados, a través de diferentes actividades como talleres de fósiles o dibujos.

Este museo se ha convertido en poco más de 11 años de historia en un referente nacional en esta materia gracias a sus numerosos proyectos de investigación, conservación y divulgación.

El MUPE cuenta con más de 60.000 ejemplares fósiles, 7.000 minerales o 5.000 moluscos actuales. De entre las piezas que se han mostrado en este museo destacan varias vértebras del dinosaurio 'Spinophorosaurus nigerensis', una especie única en el mundo cuyos restos fueron descubiertos en 2007 en una expedición científica al desierto de Teneré en Níger.

Además contiene en sus fondos el ámbar más antiguo de Europa, los primeros restos de tortuga de la península ibérica o la réplica de un cangrejo de herradura de hace 145 millones de años junto a un ejemplar actual -fósil viviente- de la misma familia.

También ha sido testigo de la exposición de pequeños fragmentos de meteoritos formados por hierro y níquel, procedentes de China, Namibia y Bielorrusia, de entre 2 y 3 centímetros, con una antigüedad de 15 años.