Las Provincias

La UMH inicia el curso pendiente de los 10 millones que le debe el Consell

fotogalería

El rector impone el birrete al nuevo honoris causa de la UMH, ante la mirada del secretario autonómico de Educación. / Matías Segarra

  • La universidad inviste doctor honoris causa al geólogo Jaume Bech durante el acto de apertura del nuevo periodo académico

Más de 14.000 alumnos cursarán sus estudios en las aulas de la Universidad Miguel Hernández durante el periodo académico 2016-2017. Se trata de una cifra «similar» a la del curso pasado, según puntualizó el rector, Jesús Pastor, quien indicó que el crecimiento este año rondará el 1%, una proporción que dio por buena ante el retroceso en las matriculaciones en buena parte de las universidades. A este número se suman otros 2.000 inscritos de los títulos propios, aulas de la experiencia y cursos de verano, entre otros.

El máximo representante de la universidad ilicitana señaló que este será un curso «de transición», por la situación política «incierta» y esgrimió que, por esta razón, están en el aire, entre otros asuntos, la planificación de nuevas titulaciones y la moratoria para decidir sobre la duración de las actuales, para determinar de cuántos años constarán.

Sí anunció, entre los proyectos que la institución pondrá en marcha este curso, la finalización de la urbanización del campus de Elche y el inicio de obras de un nuevo edificio de departamentos. En Sant Joan se levantará otro inmueble y en Altea se modificará la urbanización.

Otra de las novedades consistirá en la implantación de la administración electrónica a partir de la próxima semana, aunque de forma gradual. Recordó también que recientemente se puso en marcha el portal de la transparencia.

Además comentó que, de cara al próximo curso, la UMH apostará por un programa dedicado a potenciar la lengua valenciana. El proyecto, denominado LlenguaLAB, tendrá las características del programa IRIS de enseñanza del inglés, creado el curso pasado, y con el que los alumnos pueden mejorar el aprendizaje del idioma de forma gratuita en todos los niveles. De cara a los estudiantes se mantendrá el plan de becas, dotado con 500.000 euros, además de las ayudas de comedor y la posibilidad de fraccionar el pago de los grados máster.

Pastor también se refirió al tema de la financiación y comentó que la institución está pendiente de cobrar los 10 millones de euros que le adeuda el Consell, tras haberle abonado más de dos. Resaltó la predisposición del actual Gobierno valenciano de ir satisfaciendo los pagos correspondientes y confió en que las cantidades lleguen para planificar las inversiones de la UMH.

Sobre la apertura de una sede en el centro de la ciudad, comentó que en octubre se retomarán las negociaciones con la Fundación CAM, a fin de instalar una oficina en su edificio de la Glorieta.

Pastor realizó estas declaraciones momentos antes de que se iniciara la ceremonia de apertura del curso académico, en el que la universidad invistió como doctor honoris causa al geólogo Jaume Bech i Borrás, catedrático emérito de la Universidad de Barcelona, cuyo padrino en el acto fue el profesor emérito del área de Edafología y Química de la UMH. Jorge Mataix.

Contaminación del suelo

Bech, quien agradeció el reconocimiento por ser la primera universidad española que lo integra en su claustro de honoris causa -ya ha sido distinguido por otras extranjeras-, aseguró que la «industrialización excesiva basada en la explotación de la tierra» está causando problemas. Consideró que en lugar de «gestionar la tierra se exprime económicamente», una situación de «explotación abusiva» que provoca la contaminación de los suelos, reseñó.