Las Provincias

Una niña atraviesa una de las pasarelas del complejo Palmeral Aventuras.
Una niña atraviesa una de las pasarelas del complejo Palmeral Aventuras. / M.S.

'Coaching' entre tirolinas

  • El parque Palmeral Aventuras busca aumentar la celebración de eventos y atraer actividades de empresas

  • El recinto del huerto del Travalón Bajo recibe 65.000 visitantes en 15 meses, mientras la afluencia aumenta un 15% durante este verano

El proyecto Elche Palmeral Aventuras comenzó en mayo del pasado año como una apuesta de futuro para aumentar la oferta local tanto turística como de ocio en la ciudad y ha logrado ser ya una referencia en la ciudad. El recinto del huerto del Travalón Bajo cuenta con 45.000 metros cuadrados de diversión y aventura para toda la familia, pero también para aquellas empresas que quieran mejorar las relaciones entre sus trabajadores y conseguir impulsar el nivel de producción del negocio.

El 'coaching' y el 'team building' son métodos desarrollados por los departamentos de recursos humanos que comenzaron a introducirse en España hace unos años. Este último, más reciente, consiste en realizar una serie de actividades entre los trabajadores de la empresa para fomentar las relaciones sociales y favorecer la eliminación de estrés y, de este modo, estrechar lazos emocionales entre los compañeros.

Por este motivo desde Elche Palmeral Aventuras quieren darse a conocer entre las empresas de la provincia de Alicante e incluso de la Región de Murcia o Albacete. El responsable de la parcela comunicativa de la compañía ilicitana, Manuel Matarredona, señala que «la idea es que las empresas puedan tener un traje a medida en el parque». Elche Palmeral Aventuras dispone de tirolinas en varios circuitos e incluso un recinto de 'laser camp' «para descargar adrenalina y sentirte un verdadero soldado».

Pero no todo está relacionado con actividades lúdicas. El parque también cuenta con salas donde las empresas puede hacer reuniones, tareas de formación laboral o incluso presentar los productos que pretenden comercializar. En el pasado ejercicio un total de 26 compañías del sector del calzado, automoción o comercialización utilizaron las instalaciones para realizar trabajos de equipo o relacionados con el liderazgo.

Escolares

Otro de los pilares sobre los que se sustenta el parque es el público infantil. Los colegios fueron la principal fuente de ingresos durante la pasada temporada y desde la dirección del recinto esperan que se puedan mejorar los datos en la presente campaña. Según el director del parque, Conrado Shum, el objetivo este año es «redistribuir la demanda de este colectivo desde septiembre a junio para impedir que haya una sobreconcentración de público en los meses de abril y mayo, donde la demanda aumenta exponencialmente».

Por ello la empresa dispone de comerciales para intentar atraer a los colegios y conseguir disgregar la demanda, para que en los meses invernales la afluencia de público continúe. El proyecto está alcanzando un carácter muy ambicioso, ya que pretenden captar colegios de la Vega Baja, Murcia o Albacete para expandir más su proyección.

También los cumpleaños son una parte importante de los beneficios del parque multiaventura. Según Shum, «las actividades que se realizan en nuestro parque son muy diferentes a lo que puede ofrecer un recinto cerrado». Los padres pueden escoger entre el 'pack aventura', que incluye un circuito, o una hora de 'laser camp', acompañado de una actividad, merienda y regalo, todo ello bajo la supervisión de un monitor encargado de velar por la seguridad de los más pequeños.

En cuanto al balance global del casi año y medio desde su apertura, ha sido «satisfactorio» tanto para los dirigentes como para la ciudad. Cerca de 65.000 personas han visitado las instalaciones desde su inauguración. Las cifras de visitantes de este verano han aumentado en un 15% respecto a la pasada época estival.

Aproximadamente la mitad de los clientes son extranjeros de origen inglés y francés, que desean tener unas horas de diversión con familiares o amigos, queriendo cambiar por unas horas de la rutina de sol y playa tan característica de la provincia de Alicante.

La novedad que se han implantado en la campaña veraniega ha sido la creación de una escuela de verano para los más pequeños. Debido al «tremendo éxito» que ha tenido entre las familias, mayoritariamente ilicitanas, desde la dirección pretenden ampliar esta oferta para Navidad y continuar con la escuela de verano el próximo año, para que los padres trabajadores puedan dejar a sus hijos en un lugar donde las actividades deportivas y las relaciones entre los niños sean el plato principal.