Las Provincias

El bloque nuevo de San Antón ya tiene apalabradas casi la mitad de viviendas

El primer bloque nuevo de San Antón, en la imagen, dispone de 74 viviendas y 51 plazas de garaje.
El primer bloque nuevo de San Antón, en la imagen, dispone de 74 viviendas y 51 plazas de garaje. / M.S.
  • El edil de Urbanismo dice que «no habrá problema» para prorrogar el plazo del proyecto de renovación urbana, por lo que no se perderán subvenciones

En veintiún días, desde que comenzó el plazo para iniciar la comercialización de los pisos del bloque nuevo de San Antón, una treintena de vecinos ha presentado la documentación para reservar una vivienda en este edificio. Con lo cual casi la mitad de las casas están ya apalabradas.

Así lo anunció ayer el edil de Urbanismo, José Manuel Sánchez, quien recordó que el periodo para solicitar uno de estos pisos por parte de los propietarios de los inmuebles número 11, 12, 13 y 14 concluirá el próximo 31 de octubre.

Con el fin de que la información sobre las posibilidades de compra llegue al máximo número de interesados, el Ayuntamiento y Pimesa han programado para los próximos días 17, 18, 19 y 20 de octubre unas jornadas de puertas abiertas para que los vecinos puedan visitar los pisos y las plazas de aparcamiento de dicho bloque.

Sánchez recordó que la Junta de Gobierno Local aprobó el pasado 22 de julio el pliego de condiciones para la comercialización de 74 viviendas y 51 plazas de garajes vinculadas en el edificio construido en San Antón, en el marco del proyecto de renovación urbana del barrio. Posteriormente, este documento se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 4 de agosto y en la web de Pimesa.

El regidor quiso remarcar «el esfuerzo por parte del equipo de Gobierno» para trasladar la información a los vecinos del barrio, y garantizó que seguirán trabajando para que quien quiera adquirir una de estas viviendas no tenga ningún impedimento para hacerlo.

Hizo mención a la visita realizada al barrio cuando finalizó el curso político, en julio. «Desde el Ministerio de Fomento nos trasladaron la enhorabuena por el procedimiento que se está siguiendo y la calidad constructiva del edificio», comentó Sánchez, quien apostilló que «entendieron que una actuación de estas características no se puede realizar en un plazo corto», ya que la finalización de esta primera fase que comprende cuatro edificios estaba fijada en el 2017.

Por esta razón, aseveró que «no habrá problema en prorrogar hasta donde sea necesario la renovación urbana del barrio, pero sólo si fuese necesario, en cuanto a lo que se refiere a la primera fase». Una prórroga que evitaría la pérdida de las subvenciones del Gobierno central.

También aclaró que «una vez que se vayan comercializando las primeras viviendas iremos viendo el desarrollo de la renovación del barrio», ante la posibilidad de que no sean necesaria la creación de los cuatro bloques.