Las Provincias

Universidad Miguel Hernández. Fotd de archivo.
Universidad Miguel Hernández. Fotd de archivo. / M.S

La UMH suma una empresa de asesoramiento genético 'online'

  • El objetivo del proyecto, es hacer de las consultas genéticas un servicio rápido y accesible a cualquier paciente que no pueda acudir a la consulta por diferentes motivos y necesite ayuda

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha incorporado a su parque científico la empresa e-Geneticare, una de las pocas compañías en España centrada en el asesoramiento sobre enfermedades genéticas, pruebas diagnósticas y alternativas disponibles a través de las nuevas tecnologías.

El objetivo del proyecto es hacer de las consultas genéticas un servicio 'online', rápido y accesible a cualquier paciente "que no pueda acudir a la consulta por diferentes motivos y necesite ayuda", según han indicados fuentes de la UMH en un comunicado.

Los responsables de e-Geneticare son el catedrático de Biología Celular de la UMH, Joaquín Rueda, y la doctora en Bioquímica y Máster en Medicina y Genética Reproductivas de esta misma universidad, Estefanía Montoya.

Además de un asesoramiento accesible y directo, se le ha dotado de sencillez para que cualquier persona que quiera realizar una consulta pueda hacerlo sin complicaciones.

De esta forma, la web cuenta con dos vías de comunicación: una para pacientes y otra para profesionales con preguntas adaptadas para conocer el problema y dar el mejor resultado.

Desde la empresa, y tras conocer los detalles de la enfermedad del paciente, se determina y valora si ésta tiene una base genética o no y las opciones más recomendables para el paciente.

Según el equipo de e-Geneticare, las consultas más comunes suelen ser sobre cáncer hereditario y sobre problemas reproductivos con base genética.

En este último caso, si se determina que la familia del paciente es portadora de una mutación patogénica que puede ser trasmitida a la descendencia, se recurre a la técnica diagnóstico genético preimplantacional.

Esta prueba consiste en someter a la pareja a un ciclo de reproducción asistida del que se obtienen los embriones. Una vez que se consiguen, se extrae una célula y se analiza genéticamente para seleccionar aquellos embriones que sean sanos y son los que se implanten en el útero materno.

El parque científico de la UMH cuenta con alrededor de 80 empresas, de las que la mitad han sido promovidas por profesores y alumnos o ex alumnos de esta universidad.