Las Provincias

Gay de Liébana: «Cuando un país como España tiene tantas leyes es porque es corrupto»

fotogalería

Gay de Liébana, antes de la charla, organizada por Gesem AV. / M.S.

  • El conocido economista impartió ayer una conferencia en el Centro de Congresos de Elche sobre los efectos e implicaciones de la actual situación política en los mercados financieros

El conocido economista José María Gay de Liébana impartió ayer una conferencia en el Centro de Congresos de Elche sobre los efectos e implicaciones de la actual situación política en los mercados financieros. El acto, al que acudieron más de 150 profesionales y empresarios, fue organizado por la empresa ilicitana Gesem AV, con motivo de su reciente transformación en agencia de valores aprobada por la Comisión Nacional de Mercados de Valores (CNMV).

En una distendida charla, Gay de Liébana expuso la labor de los países con «grandes» compañías que «lideran el mundo» desde el inicio de la «crisis financiera de 2008» hasta la actualidad para, posteriormente, analizar la posición y las perspectivas de España. En ese sentido, destacó que el modelo económico nacional «no va bien porque depende mucho de un turismo de préstamo». Asimismo, añadió que, si se reciben tantos visitantes al año es porque, si estos van a otros sitios, «les cortan las cabezas». Apostilló que «sin los 72 millones de turistas de 2016, la reactivación del consumo no sería la misma y el sector no aportaría el 11% de un PIB que cada vez que se revisa va a menos».

Respecto al impass para la formación de gobierno, señaló que parte del mismo, en funciones a día de hoy, está llevando al Estado a una situación «totalmente caótica» desde el punto de vista de déficit de «55.000 millones de euros» y deuda pública. No obstante, reconoció que lo «mejor» del panorama de incertidumbre política es que la «producción legislativa» se ha paralizado, ya que «cuando un país como España tiente tantas leyes es porque es corrupto». Para realzar su discurso, vaticinó que los mercados financieros, a la larga, se verán afectados. «Sobre todo», cuando llegue el día en el que el Banco Central Europeo (BCE) «deje de estar presidido por Mario Draghi» y el relevo en el cargo sea un «podemita» que solicite que se devuelva la deuda. «Estamos peor que en el 2010», concluyó.