Las Provincias

Madres y padres del IES Torrellano protestan junto a sus hijos por el mal estado en que se encuentra el centro educativo.
Madres y padres del IES Torrellano protestan junto a sus hijos por el mal estado en que se encuentra el centro educativo. / LV

Educación cede ante los padres y vallará el IES Torrellano para mejorar la seguridad

  • Las familias del centro se manifiestan para exigir rapidez a la Conselleria en el inicio de las obras de renovación de los ladrillos de las paredes

Técnicos de la dirección territorial de Educación visitaron durante la mañana de ayer el instituto Torrellano para comprobar in situ el estado de las paredes exteriores del centro, algunas de ellas deterioradas y con grietas.

La intención de la Conselleria de Educación es instalar una red más consistente que la actual -improvisada por la dirección del centro con cuerdas y una malla de plástico para mantener un perímetro de seguridad- en las zonas más afectadas para proteger a la comunidad educativa de la caída de cascotes en caso de que se llegara a producir algún derrumbe de ladrillos.

Los padres denunciaron la pasada semana que algunas de las paredes se encuentran en la misma situación en la que estaba el muro que el pasado curso se desplomó y que por suerte no causó daños personales, por lo que exigieron la colocación de una malla antiderrumbes para evitar riesgos.

En un primer momento el departamento autonómico anunció un proyecto para renovar el revestimiento de todo el perímetro exterior del edificio -una actuación en la que invertirá más de 250.000 euros-, pero la posibilidad de poner una barrera protectora no entraba en sus planes, al considerar que las áreas más peligrosas estaban convenientemente aisladas.

Fue entonces cuando las familias decidieron pasar a la acción y convocar para ayer martes la primera de las protestas de un calendario que incluye una movilización a la semana. Con esta concentración, celebrada diez minutos antes de que comenzaran las clases, a las 7.50, reivindican tanto que se agilice el inicio de las citadas obras como la instalación de la malla.

A esta última petición, la dirección territorial de Educación ha accedido, tal y como quedó ayer patente durante la visita de los técnicos, aunque aún queda por determinar qué tipo de protección se instalará y un último trámite para que sea una realidad, que la Conselleria dé su visto bueno.

Desde la dirección del centro también valoraron de forma positiva la visita de los técnicos, un arquitecto y una aparejadora, y resaltaron la importancia de que se mejore la seguridad en el instituto mediante los sistemas que Educación considere oportunos, al menos hasta que comiencen las obras y se instalen las protecciones habituales para llevar a cabo este tipo de proyectos.

De reciente construcción

Por otro lado, según anunciaron fuentes de la dirección territorial, en breve hay programada una reunión con la empresa que construyó el instituto para abordar el asunto del recubrimiento de la pared que el curso pasado se desplomó y los nuevos problemas que han aparecido en la fachada.

Desde el centro educativo recuerdan que se trata de un instituto de reciente construcción, ya que data del año 2003. Por ello, tanto los padres como el equipo de profesores se muestran preocupados y quieren que se instalen las redes protectoras que garanticen la seguridad en el instituto. Las familias aseguraron ayer que, de momento, mantienen su intención de seguir convocando protestas todos los martes, al menos hasta que se constate oficialmente que se van a atender sus reivindicaciones.