Las Provincias

Javier Berenguer.
Javier Berenguer. / M. SEGARRA

El TSJ da la razón a Riegos de Levante en el corte de agua a El Canal por impago en 2014

  • El tribunal murciano ve «ajustada a derecho» la resolución y el presidente de la comunidad general argumenta que el asunto «aún no está cerrado»

El corte del agua a la Comunidad de Regantes El Canal por parte de Riegos de Levante (margen izquierda) en marzo del pasado año, por impago de sus deudas con la comunidad general, fue «ajustada a Derecho». Así lo sostiene la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, en una sentencia del 22 de julio pasado en la que desestima el recurso de El Canal contra la resolución de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) que respaldó el acuerdo de la comunidad general.

El 22 de febrero de 2014, la asamblea extraordinaria de la Comunidad General de Riegos de Levante (margen izquierda), presidida por Manuel Serrano Richarte, acordó requerir a la mayor de sus organizaciones de base, El Canal, encabezada por Javier Berenguer, el pago de 740.885,90 euros. Correspondían a atrasos por suministro de agua, y se les advertía del corte del servicio si no se hacía efectiva dicha cantidad en el plazo de cinco días.

El Canal se negó a abonar la deuda, argumentando discrepancias en los conceptos y el detalle de la cantidad reclamada desde marzo de 2013, en medio de un abierto enfrentamiento entre la directiva de esta comunidad y la de la comunidad general. El Canal recurrió el acuerdo en alzada ante la CHS, que el día 28 desestimó el recurso, por lo que la comunidad de regantes acudió a ña vía contencioso-administrativa ante el TSJ de Murcia.

El día 4 de marzo Riegos de Levante cortó al suministro a los cerca de 7.000 regantes de El Canal, tras rechazar el aval bancario presentado por esta comunidad. Al día siguiente, el presidente de la comunidad general, Manuel Serrano, ordenó restablecer el suministro «para evitar un daño irreparable en el sector agrícola ilicitano», según aseguró.

Días después, el TSJRM ordenaba levantar cautelarmente el corte del suministro (que ya estaba restablecido), decisión que fue ratificada en mayo, mientras la asamblea general de El Canal se ratificaba en su decisión de no pagar y de recurrir al Tribunal Económico Administrativo Regional de la Comunidad Valenciana (TEAR-CV), cuya resolución está todavía pendiente.

Ahora, la sentencia del TSJRM desestimatoria del recurso de El Canal establece la obligatoriedad de las comunidades de base de realizar aportaciones a la comunidad general, para que no «colapsar» el servicio. Indica que la discrepancia sobre las cantidades «es ajena al proceso» y que se trata de decidir es «si la medida adoptada [la reclamación de la deuda y el corte del suministro] lo fue por órgano competente, y su legalidad», resolviendo que «es conforme a derecho». Por lo tanto, el tribunal desestima las pretensiones de El Canal y condena en costas a la comunidad recurrente. La sentencia puede recurrirse en casación ante el Tribunal Supremo.

Reunión de la junta

Javier Berenguer, que firmó como presidente de El Canal el recurso contra la CHS y, por extensión, contra Riegos de Levante, está ahora también al frente de la comunidad general. Según señaló ayer a este periódico, mañana por la tarde se reunirá la junta de gobierno de esta última para estudiar la sentencia y su aplicación. Recordó, no obstante, que el asunto «no está cerrado, porque sigue pendiente la reclamación ante el TEAR, que todavía tiene que decidir sobre la deuda de El Canal».

Por su parte, Ángel Urbina, portavoz de Riegos de Levante en la época del corte de suministro, que la comunidad general «como entidad de derecho público, debe cumplir las sentencias». Criticó que Berenguer se haya dedicado a «escupir hacia arriba y a tratar de colapsar la comunidad general, y ahora paga las consecuencias, aunque más bien las pagarán los regantes»