Las Provincias

El médico internista, «una especie de doctor House»

El especialista de Medicina Interna tiene una formación integral y capacidades que le permiten tratar y manejar a pacientes complejos, con más de una enfermedad, algo que es cada vez más frecuente con el envejecimiento de la población. Así lo afirma Gutiérrez, quien insiste en que si no existiesen estos doctores, los enfermos tendrían que ser tratados por varios médicos, «lo cual es un inconveniente y para el paciente, engorroso». Resalta que estos profesionales son especialistas en diagnóstico, «una especie de doctor House». Recuerda que durante su trayectoria se ha llegado a encontrar con casos complejos como intoxicaciones con arsénico. «Nunca piensas que a alguien le están intentando asesinar y la persona no sabe lo que le pasa, primero viene con síntomas digestivos, luego por lo que sea dejan de darle el arsénico y remiten estos problemas, más tarde consulta por síntomas neurológicos... he visto muchas cosas en estos años». En estos casos, como en otros «tiene que venir el doctor House». Subraya que estos diagnósticos requieren que el médico conozca y sepa interpretar las dolencias y síntomas de los diferentes órganos y aparatos.