Las Provincias

Búsqueda de trabajo colaborativa

Miembros de la lanzadera de empleo de Elche en una sesión de trabajo en L'Escorxador, sede que comparten con el Centro de Congresos.
Miembros de la lanzadera de empleo de Elche en una sesión de trabajo en L'Escorxador, sede que comparten con el Centro de Congresos. / M.S.
  • La primera lanzadera local de empleo reúne a 25 parados, que cooperan para su reinserción laboral

  • Los integrantes de Motivatelx trabajan en equipo aspectos como la motivación, la mejora del perfil profesional y la empleabilidad, y la conexión con empresas

¿Qué se puede hacer cuando se está harto de enviar currículos, hacer entrevistas de trabajo (si llegan), cursos y seminarios, y no hay forma de encontrar un trabajo? ¿Cómo hacer frente a la pérdida progresiva de autoestima, de seguridad personal y profesional, de esperanza... en fin, a todo lo que acarrea una situación de desempleo que parece eternizarse?

A esa y otras preguntas similares trata de dar respuesta el programa de Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario, impulsado por la Fundación Santa María la Real (que preside el arquitecto José María Pérez, 'Peridis', también dibujante de 'El País'), junto a la Fundación Telefónica y el Fondo Social Europeo. Elche es uno de los 85 municipios españoles donde funciona, desde junio, una de estas lanzaderas, con apoyo municipal.

Una lanzadera es, según se explica en la web del programa (www.lanzaderasdeempleo.es), «un equipo heterogéneo de personas desempleadas con espíritu dinámico, comprometido y solidario que acceden de forma voluntaria a esta iniciativa y que, coordinadas por un 'coach', refuerzan sus competencias, generan conocimiento colectivo, se hacen visibles y colaboran en la consecución de un fin común: conseguir empleo, ya sea por cuenta propia o ajena».

En salas del Centro de Congresos y del Centro Municipal de Formación, en L'Escorxador, los 25 desempleados integrantes de la primera lanzadera de empleo ilicitana, a la que han bautizado con el nombre de Motivatelx, trabajarán en equipo durante seis meses aspectos como el autoconocimiento y las competencias profesionales, en una «búsqueda de empleo solidaria». Es una iniciativa social muy innovadora cuya finalidad es que todos los integrantes del grupo encuentren trabajo con la ayuda mutua. De hecho, por este programa han pasado 35 personas -seleccionadas de entre las 300 presentadas- desde su puesta en marcha, de los que siete ya se han insertado laboralmente. Son hombres y mujeres de entre 18 y 40 años y perfiles formativos diversos: sin estudios, graduado escolar, ESO, ciclos formativos y universitarios. Entre los miembros hay también tres personas con discapacidad.

Cuatro departamentos

El trabajo del equipo se articula en cuatro área, cada una con sus integrantes, aunque también trabajan interconectados. Una de ellas es de Recursos Humanos, cuyo objetivo principal es crear perfiles profesionales de cada uno de los 25 integrantes de la lanzadera. «Se hacen entrevistas personales para conocer el nivel de formación y experiencia y orientar a cada miembro para elaborar su perfil, y darles consejos y pautas para mejorar su currículo», explica Eva Molina, integrante de este departamento.

Tras recoger la información de todos los miembros, el grupo de Recursos Humanos analiza y valora los datos y los plasma en currículos para enviarlos a empresas.

Otro departamento es el de Investigación. Su cometido es «mejorar la empleabilidad de todos los miembros del equipo», explica Katia Mogo. Para ello, utilizan la plataforma Prezi, una herramienta 'online' que permite hacer presentaciones de perfiles personales a empresas que buscan profesionales. «Contar con un mapa de empleabilidad ayuda a definir mejor la búsqueda de empresas que mejor encajan en cada caso», añade.

Este departamento de Investigación tiene entre sus cometidos buscar empresas en las que encajen los perfiles de sus integrantes. Por ejemplo, existe un acuerdo con la entidad del Parque Empresarial para ofrecer los perfiles compañías allí radicadas. Igualmente, se buscan contactos en otros ámbitos con la misma finalidad.

El departamento de Eventos y Apoyo trabaja igualmente en la mejora de la empleabilidad en dos direcciones. Por una parte, contactan con profesionales y empresarios que puedan aportar valor con su experiencia, para que acudan a explicar aspectos como qué tipos de perfiles buscan, criterios de selección de personal, emprendimiento, 'networking', redes sociales, etc.

Asimismo, también se realizan ponencias de 'coaching' «para focalizar mejor los objetivos. Ahí vemos la importancia de la actitud y la positividad a la hora de buscar empleo, que desaparezcan los miedos», explica Raquel De la Torre, integrante del área de Eventos y Apoyo. Están trabajando también en la organización de actividades abiertas a la sociedad.

El cuarto departamento de la lanzadera es el de Comunicación. Su cometido es «dar visibilidad y divulgar el trabajo de la lanzadera y captar empresas para interesarlas en los perfiles de sus miembros», indica Mayury Arteaga, una de sus integrantes. A partir de este mes contarán con un espacio el Radio Jove Elx y ya cuentan con presencia en las redes sociales. «En cierta forma ponemos 'online' el trabajo que los otros departamentos realizan 'offline'», añade.

Al frente del equipo, como coordinadora, se encuentra Ana Castillo, una arquitecta técnica que se pasó al 'coaching'. Los integrantes de la lanzadera ilicitana están encantados con ella. «Ana nos aporta las alas para volar. A través de sus ingeniosas técnicas y dinámicas potencia nuestras habilidades, nos hace adquirir confianza y desdramatizar las situaciones más duras. Nos da herramientas para superar las situaciones», destacan.

La coordinadora explica que el primer mes se centró en la gestión de las emociones y el trabajo en equipo, y a partir del segundo se crearon los cuatro departamentos, «ellos mismos eligieron el nombre de la lanzadera, Motivatelx, y diseñaron el logotipo, y aprendieron a utilizar los recursos». Castillo añade que «mi labor es orientar en la gestión de la lanzadera, pero dentro de un mes lo van a hacer ellos solos. Buscamos que sean autónomos y autosuficientes para buscar sus oportunidades».

Recalca que «la autonomía es lo que se demanda ahora: personas con actitud emprendedora, aunque vayas a trabajar para una empresa». La coordinadora añade que otro aspecto que se trabaja «es la creatividad, que es muy importante, tanto en la búsqueda de empleo como para cualquier proyecto.