Las Provincias

La reunión con Costas fue «fructífera», defiende el alcalde

El alcalde, Carlos González, defendió ayer el resultado del encuentro en Madrid con la Dirección General de Costas, sobre el hotel de Arenales del Sol, tras las críticas de los grupos municipales de la oposición.

El primer edil replicó a estos partidos que «volver de vacío habría sido no ir» y calificó la reunión de «fructífera». Señaló que permitió al Ministerio conocer de primera mano «la gravedad y el impacto severo que tiene sobre la fachada de nuestro litoral». Al respecto, valoró positivamente la aportación por parte municipal de documentación, entre ellas las fotografías de cómo ha quedado el edificio tras la paralización de las obras y cómo se proyecta su imagen en el entorno.

Aseveró que «el mensaje que hemos llevado al Gobierno de España es que es un asunto que lleva más de 20 años atascado y genera una importante degradación urbana, una situación que se ha visto agravada ahora y necesita una solución urgente».

Incidió en que pidieron a la dirección general «que sea sensible» con este tema y aseguró que ambas administraciones colaborarán para lograr que la situación se desbloquee cuanto antes. Al margen de que el procedimiento administrativo siga su curso, el encuentro permitió que «entendieran perfectamente la gravedad de la situación», según González, quien agregó que «eso ya es positivo».

Al mismo tiempo calificó de «frívola» la reflexión realizada desde el PP sobre que el problema se habría resuelto ya si gobernaran los populares.