Las Provincias

El alcalde reclama «máxima celeridad» a Costas para dar salida al hotel de Arenales

Un momento de la reunión mantenida en Madrid entre los representantes municipales (i) y de la dirección general de Costas.
Un momento de la reunión mantenida en Madrid entre los representantes municipales (i) y de la dirección general de Costas. / R.E.
  • El Ministerio traslada al consistorio que el plazo de alegaciones acaba a final de mes, aunque la empresa sostiene que ya las ha presentado

El Ayuntamiento y la dirección general de Costas acordaron ayer «colaborar estrechamente» para desbloquear la situación del hotel de Arenales del Sol. El alcalde ilicitano, Carlos González, acompañado por la edil de Relaciones Institucionales, y Turismo, Mireia Mollà, y por el concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, se entrevistaron por la mañana en Madrid con la directora general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Raquel Orts, con el objetivo de trasladarle la preocupación del equipo gobierno local en torno a la paralización de las obras del complejo turístico.

Los representantes municipales reclamaron a la responsable del Ministerio de Medio Ambiente la «máxima celeridad» para dar una solución al problema. «Esta era una reunión que desde el punto de vista del Ayuntamiento de Elche había que mantener porque la situación que hemos padecido durante los meses de verano, los principales meses de actividad turística en Arenales del Sol, era insostenible», aseguró ayer tras el encuentro el primer edil, quien aseveró que «ofrece una pésima imagen de uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad como es esta playa».

Para González fue «positivo» mantener una reunión con la directora general de Costas, «ya que nos ha servido para conocer el estado en que se encuentra la tramitación de este complejo e importante expediente», agregó.

El alcalde incidió en que «hemos solicitado a la dirección general de Costas la máxima celeridad en la resolución del expediente para poder tener cuanto antes una solución a la compleja situación generada como consecuencia de derribo parcial del hotel». Señaló que la dirección general les informó de que la tramitación del expediente está en fase de alegaciones, «por lo que la empresa tiene de plazo hasta finales de septiembre aproximadamente para presentar las mismas». Unas gestiones que, según la firma, se llevaron a cabo hace unas semanas.

En el documento esta última responde a todas las cuestiones planteadas por Costas para justificar la paralización de los trabajos, según el ingeniero que dirige al equipo técnico del proyecto, Florentino Regalado, quien comentó que en ese escrito los abogados «son contundentes» y dejan constancia de que todas las actuaciones realizadas «están reglamentadas y son legales».

Reiteró que en el proceso constructivo «no se ha abusado ni de la altura del edificio ni de la volumetría» y opinó que «lo único que se discute aquí es el camino para llegar a Roma, pero no hay otro que el que hemos tomado, lo que pretenden -en referencia a Costas- está fuera de toda lógica», sentenció.

Por su parte, Mireia Mollà, agregó tras la reunión que «este Ayuntamiento tiene un objetivo primordial y es que nuestros valores turísticos por excelencia como Arenales del Sol recupere esa imagen que todos queremos que tenga para desarrollar su potencial turístico con mayor garantías y la imagen que ofrece este problema generado con el hotel no es la que deseamos ni el Ayuntamiento, ni los vecinos de la pedanía ni los ilicitanos e ilicitanas».

Sobre este encuentro hablaron ayer los partidos de la oposición, el PP e Ilicitanos por Elche. La portavoz de los populares, Mercedes Alonso, consideró que el equipo de gobierno «no ha resuelto el asunto, no ha trabajado en el mismo, pese a ser un proyecto importante».

Desde Ciudadanos opinaron que «la reunión se debería haber producido mucho antes, pero las tensiones internas del tripartito hace que todo se dilate en el tiempo».

Por su parte, Ilicitanos por Elche criticó «la inoperancia» del tripartito «al no lograr sacar en claro plazo alguno para la reanudación de los trabajos de rehabilitación».