Las Provincias

Elche acapara el 58% de la zona de cultivo de granada mollar protegida

Granada mollar en una de las fincas del campo ilicitano.
Granada mollar en una de las fincas del campo ilicitano. / LV
  • De las 1.290 hectáreas amparadas hasta ahora por la Denominación de Origen, 745 están en suelo ilicitano, 166 en Albatera, 131 en Crevillent y 115 en San Isidro

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de la Granada Mollar tiene contabilizados 793.907 árboles productores en 1.290 hectáreas gestionadas por 605 agricultores a menos de un mes para el inicio de la campaña en las tres comarcas amparadas por este sello: Baix Vinalopó, Vega Baja y l'Alacantí.

Elche es con diferencia la principal zona de cultivo en la DOP con 745 hectáreas y 478.525 árboles, lo que representa el 58% del total. Le siguen Albatera con 166 hectáreas y más de 83.000 árboles; Crevillent que tiene 131,74 hectáreas y 79.494 árboles; y San Isidro con más de 115 hectáreas y 67.807 árboles en la DOP. El resto de municipios son Santa Pola (44,84 hectáreas); Dolores (10,65 ha.); Orihuela (16,17 ha.); Torrevieja (8,45 ha.); Almoradí (7,88 ha.); Cox (7,78 ha.); Catral (9,9 ha.); Callosa de Segura (7,7 ha.); Los Montesinos (4,18 ha.); San Fulgencio (0,81 ha.); Alicante (5,46 ha.); y Sant Joan d'Alacant (7,9 ha.).

Por lo que respecta al número de productores dados de alta en el censo del Consejo, hay 605 inscritos de los que el 68% son de Elche; seguidos de Albatera con más del 15%; San Isidro (5,78%); Crevillent (3,14%) y el resto repartidos entre los municipios de Dolores, Catral, Callosa de Segura, Orihuela, Santa Pola, Cox, Redován, Almoradí, Los Montesinos, Rafal y Alicante.

Las inscripciones para formar parte de la Denominación de Origen Protegida seguirán abiertas incluso durante la temporada de granadas, aunque desde el Consejo Regulador aconsejan que se registren antes para que su producción se reconozca con los máximos niveles de calidad y que en la próxima campaña ya se pueda vender con el etiquetado que certifica que son granadas mollar de Elche con Denominación de Origen.

En este sentido, el presidente de la junta rectora provisional, Francisco Oliva, recordó ayer que «de la producción de granada mollar sólo la que sea de categoría primera y extra y esté inscrita en el Consejo Regulador se podrá comercializar con el sello de calidad de la DOP».

En cuanto a los inscritos a la Denominación de Origen Protegida, Oliva destacó la cantidad de agricultores que ya se han adherido al Consejo y anima al resto de productores y comercializadores a que se sumen porque «se han establecido unas condiciones muy asequibles con el fin de facilitar las inscripciones».

«Queremos que los productores y almacenistas que estén interesados puedan formar parte de la Denominación de Origen y que se beneficien de las ventajas que otorga este sello de calidad que, además, identifica y diferencia nuestras granadas en el mercado», señaló.

A partir de esta campaña, «las granadas registradas en la Denominación de Origen Protegida tendrán un etiquetado específico para que el consumidor sepa que las granadas mollar de Elche son únicas, que su origen está demostrado, protegido y que su calidad está garantizada».