La 'Xylella' impedirá replantar campos afectados con especies sensibles

Las medidas contra la Xylella fastidiosa establecen una lógica disposición que, aunque es de sentido común, no es conocida todavía por parte de los agricultores y acarreará probablemente fuertes controversias. Se trata de la prohibición que recaerá sobre las parcelas afectadas para que no puedan ser replantadas con ninguna de las especies vegetales que sean potenciales hospedantes de la bacteria. Y son más de trescientas. Esto quiere decir que el dueño de los almendros infectados de Guadalest -y los casos que puedan presentarse-, tras eliminar los árboles no podrá volver a poner almendros, pero tampoco frutales, ni naranjos, ni vid, ni siquiera aguacates, ni plantas aromáticas... ¿Se imaginan lo que puede llegar a ocurrir si este problema se extiende? Por si acaso disfruten el paisaje arbolado que tenemos, no sea que vaya desapareciendo. ¿Alternativas? Cereal y poco más.

Fotos

Vídeos