El grupo Vithas Nisa retoma la construcción de un nuevo hospital en Malilla

Acto de presentación del nuevo centro del grupo Vithas Nisa/LP
Acto de presentación del nuevo centro del grupo Vithas Nisa / LP

La inversión será en unos 50 millones y se situará junto a la rotonda de los Anzuelos

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

El grupo Vithas ya ejerce plenamente el mando en Hospitales Nisa. Tras nueve meses de transición, la compañía que preside Jorge Gallardo empieza a desplegar su planes para la Comunitat Valenciana. Una de sus primeras decisiones ha sido retomar la construcción de un nuevo hospital privado en Valencia, planteada hace más de un lustro por los anteriores propietarios y aparcada ante el avance de la crisis económica.

La empresa estima una inversión de 50 millones de euros, según ha confirmado el presidente de la empresa, y ya dispone de los terrenos, adquiridos hace años por 14 millones de euros junto a la rotonda de los Anzuelos en la zona de Malilla. El idea es que la instalación complete la oferta de servicios de la firma (ya que no se prevé que se repita la de otros centros) y la cobertura geográfica del grupo en Valencia y su área metropolitana, donde tiene el Hospital 9 de Octubre al noroeste, el Valencia al Mar al Este y el Virgen del Consuelo en el centro.

Aunque el proyecto final está en proceso de elaboración y puede experimentar cambios sobre el que se planteó originariamente, el máximo responsable de Vithas en Valencia, Joaquín Montenegro, anunció ayer que los detalles se concretarán en breve. Por su parte, el consejero director general del Grupo Vithas, José Luis Pardo, destacó en la presentación de los planes de futuro que la compañía se plantea, de todos modos, la adquisición de nuevos hospitales en la Comunitat Valenciana, aunque no especificó la envergadura de la futura operación.

Por otra parte, se continuará la inversión en mejoras del Hospital 9 de Octubre, donde ya se han destinado dos millones de euros en la planta de hospitalización y la zona de urgencias. También se ampliarán los servicios de oncología, como se ha hecho en el Hospital Virgen del Consuelo.

Pardo señaló que la empresa contempla continuar prestando servicios a la Administración en oncología y diálisis u otras especialidades, «si no significa realizar inversiones específicas» para adaptarse a los requerimientos públicos. En ese sentido, Joaquín Montenegro recordó que está a la espera de la resolución de la renovación del concurso público de servicios de diálisis en el Hospital Virgen del Consuelo, aunque destacó que su relación con la Generalitat es buena.

Preguntado sobre la posibilidad de competir con Ribera Salud, Pardo señaló que la estrategia de esa firma es distinta a la suya, al estar orientada a la prestación de servicios de gestión privada de servicios públicos, mientras que Vithas piensa seguir centrado en su relación con aseguradoras y en la sanidad privada.

Para los próximos años, están trabajando en obtener la certificación de calidad norteamericana Joint Commission International, de la que disponen centros como la Clínica Mayo o Monte Sinaí. En España se expende desde hace 15 años y sólo 14 hospitales lo tienen entre públicos y privados, de un total de 800 instalaciones de este tipo que hay en el país. Dos de las certificaciones corresponden a Vithas, concretamente al Nuestra Señora de América de Madrid y el Hospital de Benalmádena. La intención es lograrla para los cuatro centros de la compañía en la Comunitat.

Entre las novedades que se piensa implantar también está un servicios de acompañamiento al paciente, para lo que han creado la función de asesor personal de salud (APS). Este profesional prestará servicio dentro del centro, pero también atenderá a los pacientes que lo soliciten por vía telefónica, como destacó Pardo. La idea ya ha sido testada y se implantará en las próximas fechas.

Fotos

Vídeos