Las vacaciones de la estiba obligan al desvío de otros once barcos del Puerto de Valencia

Un buque en la zona de fondeo del Puerto del Valencia. / irene marsilla
Un buque en la zona de fondeo del Puerto del Valencia. / irene marsilla

Barcelona, Sagunto y Castellón salen beneficiados de la falta de acuerdo entre empresas y estibadores en el recinto del Grao

S. AMORÓS

valencia. La falta de acuerdo entre patronal y sindicatos para cubrir las vacaciones de los estibadores en el Puerto de Valencia ha llevado a que once barcos desviaran su ruta hacia Barcelona, Sagunto y Castellón en los últimos dos días. El descanso estival de los estibadores está ocasionado un caos en el puerto y hasta una veintena de buques ha llegado a quedar bloqueada en la zona de fondeo del Grao ante la imposibilidad de realizar las labores de carga y descarga de mercancía, denominada estiba.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, explicó ayer tras el consejo de administración de la entidad que «las tensiones entre empresas y estibadores han generando el desvío de once barcos, lo que puede provocar que las navieras dejen de confiar en el recinto de Valencia».

Cabe destacar que lo habitual es que esperen para entrar al puerto entre cuatro y diez barcos, según el día de la semana y la carga de trabajo. Pero en julio esta situación se ha desbordado, y se han llegado a registra colas de hasta dos días. Además, añadió que «de continuar las desavenencias se trasladará una imagen de que el Puerto de Valencia no es fiable».

La ZAL, pequeña para Cosco

El director general de la naviera china Cosco Shipping, Kim Chan, visitó el Puerto de Valencia esta semana y se interesó por la Zona de Actividades Logísticas (ZAL). Según Martínez, la consideró como un emplazamiento «magnífico» para la captación de empresas que pueda atraer la naviera dentro del puerto.

Sin embargo, advirtió que sería necesario «juntar parcelas» en la ZAL porque las empresas que podría atraer serán «muy grandes» y «necesitarían mayor superficie», aseguró el presidente de la APV, tras las conversaciones con Kim Chan. «Pensó que era un emplazamiento magnífico por las posibilidades de atracción de empresa que pueda traer Cosco para el puerto», apuntó Martínez.

Además, la naviera china que compró el 51% de Noatum Ports por 203,5 millones, recibió información sobre Parc Sagunt II y el presidente de la APV le trasladó que el Consell «se ha tomado como prioridad» la formación de la segunda fase del parque, por lo que se estima que en dos años podría estar operativa esta ampliación.

Las impresiones y expectativas hacia futuro que le trasladaron los responsables de Cosco Shipping fueron positivas, ya que mostraron su compromiso de «quedarse aquí para desarrollar esta zona y ser prácticamente nuestro embajador en china», aseguró el presidente de la APV. Aunque, el director general de la compañía china no llegó más allá en sus previsiones y no detalló ninguna inversión concreta que se plantee la compañía.

Fotos

Vídeos